jueves, 31 de diciembre de 2009

Overall: Positivo

La verdad es que no me quería unir a esto de los recuentos del año porque en general no me gusta caer en las modas estacionales a menos que sea para reirme pero creo que el hecho de que este año después de 5 años asquerosos por fin podré decir que me fue mejor que el anterior merece un post.

Así como creo que todos tuvimos victorias y derrotas, las mías al final dan un saldo positivo. No es muy positivo que digamos pero lo importante es que después de tantos años me encuentro en territorio de ganancias y no de pérdidas.

Hay muchas cosas que me hubiera gustado tuvieran un final feliz y no lo tuvieron pero las que en verdad me importan tuvieron el resultado deseado y que bien me siento al respecto. Mi gran victoria de este año, y en gran parte la razón por la que este año termina en verdes, fue haber terminado la carrera. Me costó mucho en más de una forma, todavía pago por ella, también en más de una forma, pero al final ese papel es mío y fuí feliz. Otro hecho importante es que por fin cambié de trabajo y abandoné ese lugar donde ya me estaba oxidando. Donde estoy ahora las cosas pintan mejor, más aburridas pero mejor y eso es lo interesante. Estar acá me da la posibilidad de atender cosas nuevas tanto en proyectos laborales como personales, o al menos así parece, y esa posibilidad es la que me hace tener esa esperanza tan humana de que el futuro será mejor aunque guardo mis reservas. De lo malo ni me quiero acordar simplemente porque ya no tiene caso, para eso está el archivo del blog. El aprendizaje obtenido se queda y esperemos me sea útil.

Sé que no se puede ser tan preciso en esto del tiempo ya que cada quien tiene su propio ritmo y su propia cuenta pero para apegarme a un standard tomaré como referencia el fin de la primer década del siglo XXI para marcar el inicio de la década de mi vida donde estaré en plenitud física y económica, depende de mi hacerla rendir y disfrutarla al máximo porque después no se presentarán las oportunidades que aparecen entre los mediados 20s y los mediados 30s donde aún se pueden hacer apuestas arriesgadas sin tanto que perder. Sin afán de sonar fatalista, si esta no es la mejor década de mi vida entonces no se cual pueda serlo.

Relax me pidió que no hiciera propósitos de año nuevo pues eran pendejadas pero tengo uno que requiere de presión externa por lo que será el único que me permitiré hacer público en este momento (posteriormente iré mencionando los proyectos que tengo en mente):

Mi propósito para este año nuevo es: Aprender a manejar standard (adelante, procedan a burlarse)

PD. Espero todos hayan aprendido de este año que termina lo que sea que les haya tocado y espero que en el próximo no repitan los mismos errores, cometan otros porque siempre lo mismo aburre.

sábado, 26 de diciembre de 2009

Caracter

Escribo esto estando casi ahogado de borracho...

Vengo llegando de una reunión donde la mujer/novia/amante de un amigo me dijo que a su parecer me hace falta una mujer que me entienda y apapache pero que mi caracter agresivo y nada fácil vuelven la tarea más complicada de lo que sería con alguien más "cuerdo".

No se su sentirme ofendido o halagado... de todas forma me ire a dormir esperando que el sueño me ayude con este tema.

sábado, 19 de diciembre de 2009

La felicidad está en ti

Mientras desayunabamos mi madre tenía el radio en un programa de superación personal, de esos donde una supuesta doctora hace que medites y esas cosas. No pude evitar escuchar parte de la meditación puesto que no comí lo suficientemente rápido para poderme levantar de la mesa antes de que empezará. En ella dijeron que la "felicidad está en ti" y pusieron como ejemplo a un gato que persigue su cola y cuando la alcanza se da cuenta de que su felicidad , osea su cola, siempre estuvo en él. Ese ejemplo tan atinado me recordó lo que dos amigas me han dicho pero me enfocaré especialmente en una.

Cuando F. y yo nos hicimos amigos, esa vez cuando por primera vez nos contamos algo personal. Yo le conté que había estado algo deprimido sin saber por qué, ella me dijo que antes de entrar a la carrera solía estar deprimida gran parte del tiempo hasta que un día decidió ser feliz. Así, sólo tuvo que decidirlo para que hasta el día de la plática pocas cosas la entristecieran y la hicieran estar deprimida.

Mi reflexión me lleva a preguntarme si de verdad será posible decidir "ser feliz" y serlo a pesar de cualquier cosa. Cada vez que yo me propongo dejarme de cosas y por fin salir de mi depresión lo más que consigo es un periodo de no-depresión que no alcanza el grado de felicidad y que no dura mucho. ¿Será que simplemente no tengo esa fuerza de voluntad necesaria para decidir ser feliz? ¿Acaso es que ella se engaña lo suficiente para poder serlo? ¿o sólo es que a mi me gusta sufrir? Probablemente sea una mezcla de las tres.

Bueno, es hora de partir a la parrillada que precisamente realizará F. en su casa. A ver si ahí logro encontrar su secreto para la felicidad. Mientras tanto les agradeceré compartan el suyo si es que lo tienen.

lunes, 14 de diciembre de 2009

Tiempo pasado IX: Intercambios o ya sé, era un teto

El tiempo pasado de hoy va muy ad hoc con las fechas, me vino a la mente debido a que en mi nueva oficina me hicieron entrar al intercambio navideño. Los muy gandallas me preguntaron si quería entrar en mi primer día de trabajo y como no quise parecer el grinch que soy no me negué... con lo que detesto los intercambios. Pero bueno, a lo que nos compete.

Era yo un joven recién entrado en la pubertad en su primer año de secundaria. Me tocó en el salón 104, donde conocí a muchas personas nuevas, entre ellas una niña que me gustó mucho desde que la ví: G. A las pocas semanas descubrí que G. vivia en la calle junto a la mía y que pasaba todas las mañanas frente a mi casa para ir a la escuela. Desgraciadamente pocas veces me la encontré para irnos juntos puesto que ella casi siempre salía tarde. No importa, de todas formas no creo que le hubiera hablado.

Pasaron los meses y llégó navidad con sus terribles costumbres. Como ya mencioné, detesto los intercambios, sobretodo cuando me obligan a entrar. Nuestra tutora, bastante insoportable como todas las tutoras de esos grados, tuvo la maravillosa idea de hacer un intercambio de dulces... genial...

Contrario a lo que podrían pensar no me tocó ser quien le diera regalo a G., fue al revés, ella me daría a mi. Cosa que descubrí hasta el instante donde le tocó revelarlo. Afortunadamente desde ese entonces cuento con una excelente poker face (aclaro: nada que ver con la de Lady Gaga) por lo que nadie notó mi sobresalto.

Ustedes saben como son esas cosas: te dan tu regalo, sonries, das un abrazo y cada quien a su lugar. Bien, pues sustituyan la parte del abrazo por un "apretón de manos". Ojala hubiera sido un apretón de otra cosa, la niña estaba bastante desarrollada para su edad, pero no, me fuí con mi cajita de sepaquechingadosqueyanomeacuerdo a mi rincón.

Y así es como se explican por qué me mantuve virgen hasta pasados los veinte...

martes, 8 de diciembre de 2009

Sentido contrario

Parece que cuando me propongo algo voy en sentido contrario. El día de hoy comí con M1. Le agradezco me haya acompañado puesto que desde que entré al nuevo trabajo hace dos semana he comido solo y creanme que detesto comer sin compañia de alguien conocido. Por alguna razón me siento indefenso al comer y cuando alguien me acompaña disfruto la comida, pero si voy solo en 20 minutos ya terminé lo que sea que haya comido. Bueno, ese no es el punto.

La verdad es que he disfrutado mucho estas últimas veces que la he visto. No se si el tiempo que pasé sin saber de ella hicieron que ahora valore su rareza o si es porque ando en un punto anímico bajo y ella me hace sentir mejor. No importa, sea lo que sea hace que simplemente no me pueda desprender del todo de ella.

Platicamos buen rato y entre las cosas que me comentó fue que se quiere salir de su casa pronto. De hecho es mucho más pronto de lo que me imaginé. Su madre aún no renta el departamento donde solían vivir y al parecer M1 tiene la mano para irse a vivir en él pero no quiere hacerlo sola por lo que me propuso que me vaya a vivir con ella. No, las cosas no son como suenan. Quiere que la acompañe en este proceso pero cada quien con su propio desmadre. Ella en su recamara y yo con la libertad de meter a quien yo quiera en la mía...

Desconozco que tan en serio sea la propuesta. Conociéndola, seguro sólo necesita que le diga que si para que arregle todo. La propuesta no está mal, es un lugar más cerca de mi trabajo y me da la independencia que quiero sin tener que pagar una renta (únicamente los gastos). Lo que me hace dudarlo es lo poco sano que podría el que convivieramos tanto aunque ella diga que casi no va a estar.

Ya no se que más esperar. Creo que comenzaré a decir que no me interesa ganarme el melate para ver si por lo menos me gano algún premio, con eso de que cada que manifiesto mis intenciones todo se encamina al lado contrario igual y pega.

jueves, 3 de diciembre de 2009

Tropiezo

Escribo esto con el riesgo de que ella lo lea ya que, en algún momento de debilidad le dije que tenía un blog donde escribo de mi vida sin pensar que ya no podría escribir sobre ella libremente. Hoy no me importa, necesito escribirlo así que M1, si lees esto por favor no te precipites, no lo trates de entender.

El post anterior tiene una razón de ser, no es que haya decido superar todos mis traumas sólo por el gusto de hacerlo. El viernes pasado asistí a un evento hippie por invitación de M1, con lo que odio a los hippies. Pocas veces hago cosas que no me gustan, una de las razones es ella. A veces no se ni por qué lo hago si me he repetido hasta el cansancio que por mucho que lo parezca no puedo tener nada estable con ella, no porque en verdad algo externo lo impida, sino porque simplemente nuestras personalidades a veces no se entienden.

DDC dice que en algún momento de nuestra vidas acabaremos viviendo juntos, ella también lo cree, yo hasta hace poco lo creía. Dejé de creerlo porque entendí que nuestras vidas ya no van juntas, no pregunten por qué, sólo lo se y ya. Pero ya me desvíe del tema. Volviendo al viernes, acabé llendo a pesar de que no estaba de humor. Subí las escaleras y allí estaba, atendiendo el mostrador. No se que pasa pero la veo y me siento como cuando tenía quince años y me enamoré por primera vez, evidentemente de ella.

Platicamos largo rato. No me quería separar de ella, en parte porque no tenía la menor intención de mezclarme con los hippies, pero la verdad es que asistí para estar con ella, punto. Desgraciadamente el que estuviera a cargo del mostrador me obligó a alejarme por cortos pero constantes periodos. Nos pusimos al tanto de lo que había sido de nosotros en este periodo que estuvimos alejados. Me dijo que estaba feliz, se le notaba a kilómetros. La razón era él, un él al que según ella no le importaba pero la hacía feliz y eso era lo que valía. La alenté diciéndole que lo disfrutara, que tomará todo lo que pudiera ahora que lo tenía porque cuando se va a veces ya no regresa; de hecho se lo sigo repitiendo hasta el día de hoy cuando la verdad es que me muero de celos. No se si son celos pero no se como más llamarlos.

Tenía planeado irme temprano porque iba a pié pero no me dejó. Se ofreció a llevarme y no opuse mucha resistencia, al final quería seguir con ella. Camino a casa recibió una llamada, está de más decir quien era. La escuché atentamente, imaginé lo que el contestaba a cada frase y me dije para dentro "quisiera ser yo con quien tiene lo que sea que tengan".

Hoy hablé con ella, tuvo una de esas crisis que tanto le conozco y quería mandar su relación, sí en cursivas porque ella dice que no es una relación, al demonio porque cree que ya se harto. La conozco y se que no es así, y también se que en algún modo mis palabras a favor de que se mantenga ahí tienen que ver. Aún así logré convencerla de pensar las cosas y disfrutar su felicidad. A veces ni yo me entiendo.

La quiero, de eso no hay la menor duda, pero no quiero nada con ella. Sólo ella me hace sentir indefenso a ese nivel, enamorado como la primera vez. Quiero superarla porque no me interesa nada emocional con nadie en este momento de mi vida, pero con sólo pasar un momento a su lado me hace olvidar lo que acabo de decir. Tal vez no sepa lo que quiero pero tengo muy claro lo que no, y este estado es una de las cosas que precisamente no me interesa pero no puedo evitar ponerme así cuando se aparece. ¿Y si lo intentara? Nah...

En fin, tenía que poner esto en algún lugar...

sábado, 28 de noviembre de 2009

Siguiente paso

No termino de aprender la lección pero hoy me quedó clara una cosa:

El siguiente ciclo a cerrar se llama M1

Todo sea por continuar con el proceso de mejora continua impuesto por la gerencia.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Reformando

Olvidaba lo que sentía antes de asistir a mi primer día de clases de cada ciclo escolar. Ese miedo de conocer a los compañeros con los que compartirás el año y con quienes jugarás a la hora del recreo, a los maestros que supuestamente te darán los conocimientos que necesitas y la banca que calentarás por los próximos 200 días hábiles.

Hoy lo experimenté de nuevo sólo que en esta ocasión en lugar de compañeros para ir jugar era para ir a comer (y terminé comiendo solo), en lugar de profesores ahora son mis jefes y ellos esperan que use mis conocimientos para generar la informción que necesitan y en lugar de banca ahora tengo una silla con rueditas.

Trabajar es como ir a la escuela, con la pequeña diferencia de que trabajando ellos son los que te pagan a ti lo cual lo hace más tolerable. A ver que tal me va mañana en el segundo día.

jueves, 19 de noviembre de 2009

Tiempo pasado VIII: El quemado o "No creo en el karma"

Para romper con la monotonía, les traigo un bonito recuerdo.

La universidad a la que fuí cree que el servicio social en verdad tiene que ser social por lo que obliga a sus alumnos a cumplir sus horas en actividades que busquen el progreso de la comunidad y de paso desarrollen en sus alumnos los valores para ser agentes de cambio (sic).

Como buen estudiante mamón y apegándome a la teoría del mínimo esfuerzo busqué la opción que diera el mayor número de horas de servicio por la menor cantidad de trabajo. Elegí participar en un proyecto sabatino en una asociación que se dedica a enseñar a personas de bajos recursos con discapacidad a valerse por ellos mismos. ¿En sábado, enseñando alguna cosa basiquísima seguramente jugando? Sería pan comido.

No soy creyente del karma ya que a mi parecer no todos pagan por las culeradas que hacen a lo largo de sus vidas y, en caso de que existiera tal cosa, creo que yo he ido pagando por adelantado; muestra de ello fue el niño que me fue asignado. En la citada institución, que operaba en un parque del otro lado de la alberca olímpica sobre Rio Churubusco, atienden personas que van desde los 5 hasta los cuarenta y tantos años, cada uno con su problema particular. A mi me tocó cuidar a un joven de aproximadamente treinta años que padecía autismo. Hasta ahí cualquiera diría que en verdad fue pan comido pero con lo que no contaba era que en su juventud, este muchacho había sufrido un accidente y que le había provocado quemaduras tan severas que requirió de injertos de piel en toda la cara, brazos y pecho. El impacto visual era bastante fuerte y, aunque nadie lo decía era obvio que ninguno quería ser asignado como su monitor. Por alguna razón, desde que me llegó el turno de ser asignado supe que me tocaría él. Juro que escuche las risas internas de mis amigos cuando me lo presentaron, siendo el más "culero" del grupo me había tocado el "peor de todos".
Como trabajo no representaba mucho reto, el problema era cuando no quería trabajar. Se golpeaba la cabeza frecuentemente y sólo se calmaba dando una caminata. Lo cual aproveche en innumerables ocasiones para evitar las horribles dinámicas propuestas por la lider. Cada sábado me volví más descarado y no me esforzaba por preparar las actividades que realizaría con él, llegue al grado de irme al otro lado del parque lejos de las miradas cuidadoras todo para dormir la cruda mientras "el quemado caminaba en círculos.

He de confesar que en algún momento las largas caminatas por el parque me sirvieron de terapia, el quemado era un gran oyente y jamás interrumpia, ni cuando se sentía ofendido como esa vez cuando concluí con un "... sabes, a veces la vida puede ser muy culera."
En cuanto al objetivo de mi "terapia" me puse algo muy sencillo de hacer pero complicado de medir: recuperar la sensibilidad perdida en las manos a través de estímulos ambientales, o en palabras sencillas, iba a hacer que tocara la mayor cantidad de cosas para ver si reaccionaba a alguna de ellas y ¡casualmente el parque estaba lleno de cosas! Piedras, hojas, tierra, agua de fuente, varas... especialmente varas.

Durante el segundo periodo que pasé ahí ya era un completo sinvergüenza, no pasaban 15 minutos antes de que me llevara al quemado a dar su primer paseo y volver hasta la hora del almuerzo, donde (ahí si sin querer, lo juro) llegué a darle de comer un medio kilo de papas con rajas al confundir el tupper del guisado para el convivio con su lunch. Llegué a sentirme tan descarado que decidí trabajar durante las caminatas así que busqué la forma de unir caminar con la búsqueda de recuperar su sensibilidad y después de mucho pensar la encontré: lo picaría con una vara mientras caminabamos. Caso cerrado.

Y así pasaron seis meses hasta que obtuve mi carta siendo una basura social, contrario a todo lo propuesto por mi amada alma máter... y luego me pregunto por qué me va mal.

Las fotos son del dichoso parque, un premio para el que me diga el nombre sin utilizar google maps o la guía roji. Ah, por cierto, me las fusilé de aquí y aquí.

sábado, 14 de noviembre de 2009

Me voy

...me voy, que lastima pero adios
me despido de ti y me voy...

Es oficial: Estoy dentro. A partir del 25 de este mes formaré parte de la plantilla laboral de una nueva empresa. Se trata de la empresa competencia directa del diario para el que Violet escribe. Lo siento por ella porque con la gran contratación que este diario está por hacer Violet y su equipo no tienen oportunidad.

Esta semana pasé todas las pruebas, tuve suerte de que no descubrieran mis desequilibrios mentales y de haber pasado el examen de orina a pesar de no haber estudiado. Me dieron la noticia el jueves y querían que empezara el 17 pero me negué, me parece "poco profesional" el dejar botado mi trabajo de un día para otro. Decidí que avisaré que me voy precisamente el 17 por así convenir a mis intereses como a los de mi amigo que se queda y que, por cierto, renunciará terminando el año una vez cobrado su aguinaldo; la cosa se viene difícil para los que se queden. En fin, ese ya no es mi problema.

La semana que entra me dedicaré a acomodar lo más que pueda, trataré de entregar el puesto lo mejor posible y me iré buscando dejar atrás toda la basura que me encontré en este lugar. No hablaré más sobre la empresa que dejo ya que a pesar de todos sus vicios fue gracias a ella que pude terminar mi carrera pero la verdad es que no le recomendaría a casi nadie trabajar ahí, pagarán bien pero creo que en muchos casos no lo vale.

No estoy lo feliz que debería por al fin haber encontrado algo a donde moverme, diría DDC que en verdad soy un hombre raro. Lo que si estoy es emocionado. Siento esa mezcla de ilusión y miedo que se experimenta ante algo nuevo, como lo que sentía cada inicio de ciclo escolar.

Este es el segundo ciclo que voy a cerrar en este mes, al parecer el cierre de año se viene bueno.

lunes, 9 de noviembre de 2009

Toma todo


No quería postear al respecto porque me daba miedo cebarlo, ya saben, esa típica superstición de que si pregonas algo antes de que suceda ya jamás llegará pero me acaban de informar que es casi 100% seguro que suceda así que correré el riesgo: Tengo un pie fuera de mi actual empleo y metido en otro que, sino es mejor por lo menos es algo distinto y más enfocado en la carrera que estudié... aunque pensándolo bien, bajo las condiciones en las que trabajo cualquier empleo con un poco más de límites es mejor que donde estoy.

Las cosas se dieron de forma extrañamente veloz, resulta que un amigo de la universidad renunciará a su empleo porque encontró uno mejor y como recordó mis quejas sobre lo terrible que es mi trabajo ultimamente y mis deseos de incursionar en algo nuevo me ofreció candidatearme como su sustituto. Dudé un poco porque nadie deja algo bueno así de fácil pero tras explicarme en que consistían sus responsabilidades acepté, total, nada aseguraba que en verdad fueran a tomarme en cuenta para el proceso.

No contaba con que mi amigo tenía planeado dejar el empleo a mitad de mes, con tan sólo dos semanas de aviso previo, lo que haría que sus jefes requirieran sustituto inmediato. Al par de días de haber pasado mi curriculo me citaron con tal urgencia que querían verme ese mismo día para que el mismisisisimo jefe que venía de Monterrey me entrevistará. Al parecer causé una impresión lo suficientemente buena para que no entrevistaran a nadie más... bueno, eso y la urgencia que también jugó en mi favor pero me gusta pensar que fue más la primera.

Fuí llamado nuevamente un par de días después, me pedían que fuera de inmediato pero me negué alegando que tengo un empleo del cual no me puedo salir a su antojo de lo cual ellos estaban conscientes desde antes así que logré que me citaran por la tarde para que la que será mi jefa me entrevistara. Nuevamente, creo le causé buena impresión, ya le voy agarrando el modo a esto de las entrevistas aunque he de confesar que cuando no dependes del empleo al que estás aplicando las cosas son más sencillas pues estás más relajado gracias a que tienes un empleo a donde volver si te batean.

Mañana presentaré exámenes psicométricos (¿o son psicológicos?) y si mi subconsciente no me traiciona no creo que tengan pretexto para rechazarme. Espero que también mañana me planteen fechas ya que tengo que avisar a mi futuro exjefe que me voy, lo cual he estado soñando por mucho tiempo (si no recuerdan por qué les pido echen una ojeada al mes de marzo del presente año en este blog, particularmente a este post, esto es un poquito de todo lo que le tengo guardado al sujeto). He imaginado tanto el momento en que entregue mi renuncia firmada que ahora que está tan cerca tengo miedo de que se aleje. He practicado mi discurso una y otra vez, pasando por el discurso tiramierda hasta la cachetada con guante blanco, me inclino por está ultima versión.

Hace mucho que no estaba emocionado por algo que me estuviera pasando, no puedo decir que mi actitud hacia la vida haya cambiado pero por lo menos ahora si estoy disfrutanto lo que me pasa. Vienen cosas nuevas y retos que cumplir, que se suman a mi lista de pendientes del mes pasado de los cuales únicamente cumplí 2 de los 7 propuestos.

Para cerrar: creo que ya encontré quien será la siguiente a la que dejaré jugar con mis emociones. ¿Recuerdan que le estoy tirando la onda a una de la oficina? Pues resulta que tiene novio pero me insinuó que si "hago mi luchita" tal vez obtenga respuesta... Me encanta cuando juegan conmigo aunque después termine destrozado, ja.

domingo, 1 de noviembre de 2009

Nada

El título lo dice todo: Nada, no hay más, se acabó, ende, c'est fini... pónganlo en el idioma que sea. Antes de continuar quiero compartir el cómic recomendado por Beto a.k.a. Supersádico el cual ya había visto pero no había notado cuanto me aplicaba.

Llámala, de Alberto Montt

El viernes las cosas no fueron como las planee, al menos no todas. Por cuestiones de timming y de compañía me fue imposible llamar a M2 durante el día ya que siempre me ví acompañado por alguien y cuando pude llamarla ya era tarde y me encontraba en un estado inconveniente; aunque siendo honestos tampoco me presioné mucho por hacerlo, aún me quedaba un día para cumplir con el objetivo dentro del plazo. La fiesta fue lo que esperaba, una peda relajada llena de gente riéndome con mis amigos. Por primera vez en mucho tiempo decidí mezclar grupos de amigos invitando a mi único amigo del trabajo y a F. ¿Se acuerdan de F.? Pues si, ella sigue por ahí y después de conocerla mis amigos me dicen que debería aplicarme con ella a pesar de que sólo me quiera como amigo/paño de lágrimas. Tal vez deba ser más descarado con mis intenciones ya que no entiende indirectas, o se hace la que la virgen le habla. La noche terminó bien, salí casi a las 7 de la mañana, llegue a casa pasadas las 8.

Desperté a medio día para conectarme, maldito vicio, sólo faltaba hacer la llamada. Como siempre dejé todo al final, hasta ensayé escenarios de lo que podría suceder. Bien lo dijo DDC cuando me advirtió que cuando planeas las cosas nunca salen, hasta parece que ya sabía que todo se saldría del guión. M2 se conectó antes de que pudiera levantar el celular y buscar su número. Me felicitó con un día de retraso y la plática comenzó. Había que aprovechar el momento por lo que le dije que me había estado acordando de ella "ultimamente", ¿a quién le importa si por últimamente me refería al último año y medio desde que cortamos? Contestó con lo que ahora me parece fingido interés y le pregunté cuales eran sus actividades para el día de hoy. Contestó con una vaguedad, evadiendo la posible invitación a algún lado y ofreciendo a avisarme si estaría disponible para salir por ese café que acababa de ofrecerle. El final estaba cantado, sólo faltaba la confirmación.

Las bases de este asunto estaban decididas desde la noche anterior: una respuesta positiva, sin importar el grado, mantendría las esperanzas mientras que una respuesta negativa singificaría el final de las mismas. Como ya se imaginarán, jamás se comunicó. Hasta un "hoy no voy a poder pero nos vemos otro día" pudo ser tomado como una respuesta positiva. Había llegado al punto de no necesitar ganar, con empatar me daba por servido. Pero como ya lo había dicho: le doy demasiada importancia a alguien a quien ya no le importo, que ya me olvidó y ha seguido con su vida; justo lo que tengo que hacer a partir de hoy.

He decidido superarla, más por las ilusiones rotas que yo mismo mantuve vivas que por querer continuar pero si sigo estancado en ella jamás podré avanzar. Necesito demostrarme que puedo seguir con mi vida, valorar lo que fue y permitir que lo bueno que venga, por mucho o poco que sea, tenga un lugar donde entrar.

Es así como a partir de hoy me despido de ella, quien en algún momento representó lo poco bueno que había en mi vida.

Y no es por eso
que haya dejado de quererte un solo día
estoy contigo aunque estés lejos de mi vida
por tu felicidad a costa de la mía

Pero si ahora tienes
tan sólo la mitad del gran amor
que aún te tengo
puedes jurar que al que te tiene lo bendigo
quiero que seas feliz
aunque no sea conmigo

viernes, 30 de octubre de 2009

Todo o nada

It might not be the right time
I might not be the right one...

Hoy es el día. Todo o nada. Le hablaré, le dire alguna que otra pendejada y la invitaré a salir. Su respuesta es vital en mis aspiraciones. Si acepta entonces iremos a algún lugar donde podamos platicar y ponernos al corriente además de permitirme medir el terreno que estoy pisando; pero si me batea se acabo todo, no más M2, adios ilusiones.

I need you more than anything in my life
I want you more than anything in my life
I'll miss you more than anyone in my life
I love you more than anyone in my life

Un año más y sigo sin saber para donde va mi vida, ¿o será un año menos? Vengo de tomar unas cervezas con uno de mis amigos más cercanos. Al parecer ya se trazó un proyecto de vida y está tomando cartas en el asunto. Ojala le salga. Mientras yo sigo sin saber qué hacer.

Ironías de la vida, un amigo me avisó que renunciará a su empleo por si estoy interesado en suplirlo. No es un mal puesto y es en una empresa grande pero ¿por qué justo hoy que por fin me dieron la representación de una buena línea de productos en la empresa para la que trabajo? Tengo que elegir que hacer y rápido.

Aprovechando un proyecto conjunto, hoy le lancé la onda muy cabrón a una chava de otra división. Me gusta esto del coqueteo, tenía rato sin entrar en este jueguito de "me gustas pero finjo que no". Ya la comprometí a salir conmigo y sólo me costó un par de cumplidos a su voz (la trato mucho por teléfono). A ver que tal sale todo, aunque al final sólo me interesa para un rato y por darle variedad a mi vida.

Hoy tengo miedo de salir otra vez
tengo miedo de encontrarte como aquella vez
Los nervios me traicionan me derrota el stress
Se que puedo arrepentirme después

Hoy tengo miedo de salirte a buscar
Tengo miedo de poderte encontrar
Tengo miedo de tus ojos, tengo miedo de hablar
Tengo miedo de quererte besar...

Estoy un poco nervioso por la llamada, no se que diré ni como va a reaccionar. A veces creo que le doy demasiada importancia a alguien que tal vez ya me haya olvidado. No tengo nada que ofrecerle, tengo la partida perdida pero yo no aprendo ni a chingadazos.

Y es que sin ti nada es igual
pero te tengo que olvidar
es que sin ti no hay emoción
pero es mejor decir que no...

En fin, hoy es día de peda a morir, no llegaré a casa hasta las 7-8 de la mañana del sábado si bien me va. Necesito perder la consciencia de forma urgente.

domingo, 25 de octubre de 2009

La noche de anoche - Actualizado

Por fin puedo decir que por lo menos cumplí una de mis metas mensuales. Ya publicaron los resultados de la carrera de ayer y puedo presumir de un lugar y tiempo bastante decentes. Mi tiempo oficial según el chip fue de 56 minutos 3 segundos y llegué en el lugar 3,686 de 13,661, algo que me ha puesto de muy buen humor. Para los que deseen verificarlo les anexo la imagen de la lista de posiciones.


Desgraciadamente no han publicado las fotografías, sino también les anexaría alguna donde aparezca para que puedan buscarme dentro de la multitud. Si consigo alguna prometo postearla.

La carrera fue más divertida y menos complicada de lo que esperaba. Muchos factores se combinaron para que todo fuera una grata experiencia. Siempre me he quejado de los eventos que interrumpen el tránsito de una ciudad tan grande como en la que vivo y por primera vez fui parte del grupo bloqueador y no de los afectados, se siente bastante bien. A las 6 de la tarde comenzó a llover sobre Reforma y no dejaría de hacerlo en todo lo que duró la carrera. Aprovechando que parte del recorrido era enfrente del Museo de Antropología, lugar donde se encuentra la estatua gigante del dios de la lluvia, Tláloc, decidí hacerle la amable petición de que se dejara de mamadas y parara la lluvia. Al parecer mi reclamo no fue muy de su agrado y decidió abrirle más a la llave. Al final esto resultó ser benéfico para los que corríamos pues hizo la tarde más fresca.

Me sorprendieron otras dos cosas de este evento. La primera es la cantidad de niñas guapas que participan. Super arregladitas y sin perder el glamour a pesar de que iran a sudar. Las que te obligan a voltear la mirada son aquellas que van en lycra y que tienen un cuerpazo. ¿Dónde se esconden esas mujeres? La segunda se trata de los veteranos que participan en la carrera y que hacen quedar en ridículo a todos los que estamos en nuestros años de juventud. Es increible como una viejita de más de sesenta va rebansando a cuanto sujeto tiene enfrente como si nada, eso es tener condición.

Para cerrar el asunto de la carrera diré que el dios ipod estuvo de mi lado el día de ayer. De las 83 canciones que conformaron la power list seleccionada para este evento, hubo 3 que me inyectaron buen ánimo:
  1. I was made for loving you - Kiss
  2. Living after midnight - Judas Prist
  3. Beat it - Michael Jackson
Ahora el amigo que me inscribió en esta carrera me ha retado a correr a finales de noviembre en Ciudad Universitaria, seguro es la carrera que tanto ha mencionado Relax en sus comentarios, por lo que tengo que entrenar duramente para aguantar porque ahí son subidas y bajadas.

En lo que se refiere a la fiesta sólo hay una manera de describirla: Worst Party Ever. Fue en jardín y estuvo lloviendo toda la noche, poco lugar donde cubrirse de la lluvia, "D.J." pésimo con una peor selección de temas, mala actitud por parte de los asistentes y para cerrar con broche de oro sólo había un baño lo que hacía la fila eterna. Ese es el resumen del evento. En lo que corresponde a la persona que me motivó a ir a ese lugar la cosa también es muy simple: no asistió. Me dicen que desde un día antes avisó que no iría por ser "el cumpleaños de su hermanito". Escuchar eso me hizo recordar por qué teníamos problemas con eso de las salidas... y al parecer eso no ha cambiado.

A pesar de que el caralibro me informó con tiempo de la no asistencia de M2 decidí salir para aprovechar el buen ánimo que traía de la carrera. Sigo creyendo que fue la mejor opción ya que he notado que quedarme en casa me deprime, ja. En fin, no se puede ganarlas todas y ahora sólo me queda una semana para cumplir lo propuesto y no sumarme un fracaso.

De lo que te has perdido
la noche de anoche

por no estar conmigo
De lo que te has perdido,
yo con tanto fuego y tu pasando frio...


Actualización

Ya encontré mi diploma y estoy mejor clasificado de lo que pensé jo jo jo.

Y también hay fotos pero como salen todas borrosas no las pondré :(

sábado, 24 de octubre de 2009

Corre, Janus corre

Hoy me tomé
dos mil pastillas de ginseng
Me pasé de super zen
Ya tengo la energía de cinco arbolitos milenarios
Voy a ayudar a cualquiera
Nací en primavera
Y mi altruismo es de arroz integral
Por las mañanas salgo a correr
Con mi agüita mineral...


Ha llegado el día donde pagaré las consecuencias de mi hueva. A las 7 de la noche comenzará esa carrera que debo terminar si es que quiero cumplir satisfactoriamente una de las metas que me propuse ya que en general voy muy mal con todas ellas.

10km no suenan muchos, pero vistos en el mapa se ven interminables. La recomendación de DDC fue "ya sabes, si ves que no vas a poder aplica la Madrazo" (para aquellos que no recuerdan o no saben quién es Roberto Madrazo o que fue lo que hizo den click aquí). Lo cual suena bastante coherente en caso de una emergencia aunque en el peor de los casos la opción sería esperar a que se cumpla el tiempo máximo de la carrera y esperar al carrito que recoge a todos los perdedores que no pudieron terminar. En fin, espero no tener que recurrir a ninguna de esas.

Al concluir la carrera tengo planeado darme un baño para asistir a una fiesta organizada por la división de arquitectura de la universidad a la que fuí y donde aún tengo amigos/conocidos. La razón para que quiera asistir es simple: M2 pertenece a esa división y aunque no estudia arquitectura parece ser que también asistirá a la fiesta. Espero así sea y a ver que pasa. Igual y me ahorro una llamada. Necesitaré de una dosis de toro rojo para aguantar.

En fin, ya les estaré informando mi tiempo y el lugar en el que llegué así como el resultado de haberme ido de fiesta buscando a M2.

Corre, corre, corre por el boulevard
Corre, corre, corre sin mirar atrás
...

lunes, 19 de octubre de 2009

Crónico...

En este momento he decidido quedarme en casa en lugar de ir a entrenar y, mientras como gelatina, me dedico a escribir cómo es que me ha dado otro de mis ataques de decepción hacia la vida.

¿Alguna vez he mencionado que no me gusta lo que hago? Me pagan bien, o al menos mejor que en todas las vacantes que he visto y para las que he aplicado últimamente, pero no me gusta lo que hago. Siento que no avanzo y en este estancamiento me estoy pudriendo lentamente quedándome atrás con respecto a mis colegas que si se dedican a algo de lo que estudiamos.

Veela, sí mi amiga bloggera que ya no escribe ni por error, dice que debo pensar cuánto necesito de verdad para sobrevivir y valorar el cambiarme de empleo por un sueldo menor. Por otro lado, Shikamaru me recuerda lo que debí haber aprendido del video que publiqué hace algunos posts: no saber lo que quieres a los veintitantos no es el fin del mundo. Ya se que no es el fin del mundo pero se supone que debería por lo menos interesarme un poco en lo que hago, cosa que no es ni remotamente cierta.

El sábado salí con mi grupo de amigos de la prepa/carrera, tenía tiempo en que no éramos tantos. Me llama la atención como varios de los ahí presentes estamos buscando empleo porque lo que hacemos no nos gusta. Tal vez sea ese síndrome de insatisfacción crónica que describe uno de ellos.

Estoy cansado de tener estos pensamientos que no puedo controlar. Pensar en todo lo que no me gusta termina agotándome. Lo peor del caso es que creo que me he acostumbrado a vivir así y aunque intento cambiar yo mismo me devuelvo al punto anterior. No se en que momento me convertí en lo que soy pero si tuviera otra oportunidad juro que lo haría diferente.

Definitivamente debo darme un descanso de esas novelas pesimistas...

jueves, 15 de octubre de 2009

Power list

Pido la ayuda de toda persona que lea esto, ya sea como lectura habitual o por haber caído aquí por mera casualidad, para armar una Power List que escuchar mientras entreno para esa carrera de 10 km en la cual estoy inscrito y me he propuesto acabar. Hago esta petición después de que el reproductor mp3 en modo aleatorio que utilizo mientras corro el día de hoy eligió 3 canciones tristes por cada canción alegre. Necesito canciones que, si no me motiven a seguir corriendo, por lo menos hagan ese lapso más agradable apagando mi cerebro. Cualquier sugerencia será considerada y agradecida.

Nota: No se vale proponer "El sonidito"... yo la pensé primero.


miércoles, 7 de octubre de 2009

Anulación

No se por qué me da por anular los beneficios anímicos provocados por el ejercicio leyendo libros cargados de ese pesimismo malacopa que tanto me gustan.
____________________________________________________________________

Hoy me inscribieron en la carrera para la que supuestamente tenía dos meses para prepararme. Resulta que es el 25 de octubre, no de noviembre como me dijeron. Ahora si, literamente, si la acabo será arrastrandome.

sábado, 3 de octubre de 2009

Reproducción

Todos los sábados una compañera del trabajo lleva a su hija de cuatro años a la oficina porque no tiene quien se la cuide. La niña ya es conocida en la oficina por ser una mamoncita con quien no le cae bien. Cada sábado, la niña lleva algún juguete y me lo "presta" para que juguemos. Hoy me volvió a decir "te quiero" después de haber leído su libro de Dora la exploradora (MR) lo cual debo confesar me desarmó por completo. No es un secreto que en el fondo de mi hay una parte que desea tener hijos. Considero que ver como tu hijo crece, va alcanzado nuevas metas y te va dando esas satisfacciones que sólo un padre experimenta con su hijo, deben ser de las mejores cosas que te pueden pasar en el mundo pero todo esto tiene un precio, y para como están las cosas es cada vez más alto hablando en términos de responsabilidad y monetarios. Tras patear un par de cachorritos y recuperar mi fachada de hombre hostil, llegué a la conclusión de que la vasectomía no es tan mala idea por el bien de todos, mis futuros no-hijos incluidos.

Además, hoy finalmente conocí a la hija de cuatro meses de otro de esos irresponsables amigos de mi pubertad que ya se reprodujo. Su mujer era quien traía cargando a la niña, vivo retrato de su padre para su desgracia. Al acercarse a mi cometí el error de decir "Ey, a ti no te conozco" lo que dió pie a que su madre me dijera "¿Quieres cargarla?" y de inmediato la arrojó en mis brazos desentendiéndose de ella. Cargar a un niño de brazos es una de las cosas que más miedo me da, me aterra la idea de que su pequeño cuerpo que se mueve como lombriz se resbale hasta ir a parar al piso, lo que hace que los cargue torpemente y no sepa maniobrar con ellos. Nuevamente confesaré que al tenerla en mis brazos me invadió una sensación extraña, no pude evitar proyectarme pensando en cómo sería yo como padre de una criatura como esa y todas las resposabilidades que conlleva el tener que cuidar a un ser que depende enteramente de ti para sobrevivir. La conclusión fue la misma: no quiero reproducirme a pesar de llevar dentro un instinto paternal que me traiciona a la primera oportunidad.

Sé que estoy en mis tempranos veintes y que por el contexto cultural en el que he crecido tener hijos a esta edad es considerado un estorbo. Dejando de lado mi edad no se si algún día estaré listo para enfrentarme al reto de la paternidad, aunque igual y nadie está listo para ser padre y sólo es una cosa que pasa. Hay un monton de responsabilidades a las que no quiero enfrentarme a pesar de que sean esos retos los que mejor sabor de boca dejan una vez que los has superado.

A veces creo que todo este dilema se resolvería apretándome los huevos... bueno, mejor dicho, haciéndoles un pequeño corte y cerrar la fabrica definitivamente pero otra vez esa parte de mi me impide tomar una decisión al respecto y me obliga a seguir lidiando con malviajes como los de hoy.

jueves, 1 de octubre de 2009

Metas

A un mes de otro aniversario de mi nacimiento me he propuesto cumplir los siguientes compromisos personales:
  1. Comenzaré a estudiar lo que me había propuesto. Al menos una hora tres veces por semana.
  2. Me desharé de la panza de oficinista que se me ha formado en el último año que me he dedicado a la vida sedentaria de un cubículo.
  3. Me prepararé para que a finales del próximo mes me encuentre en condiciones de correr la carrera de 10k con el único fin de terminarla... aunque sea arrastrandome.
  4. Recortaré mis horas de internet para asignarle más tiempo a dormir.
  5. Realizaré un presupuesto y me apegaré a él. Se terminó la vida despilfarradora (eso incluye el pago de impuestos).
  6. Por último, le hablaré a M2 para invitarla a salir.

Por alguna razón siento que es año nuevo...

Actualización

Olvidé mencionar una séptima meta: 7. Alejarme definitivamente de L.

Será lo más inteligente que pueda hacer.


lunes, 28 de septiembre de 2009

Va de nuevo

Antes que otra cosa quiero externar mi odio hacia los sujetos de soporte técnico de mi proveedor de internet, gracias a su huevonada perdí 4 días de servicio y ahora tengo mucho que postear otra vez... Una vez que he sacado mi ira comenzaré cronológicamente.

El viernes justo a la hora de salir de la oficina mi jefe llamó a mi chalan a la sala de juntas, lo iba a despedir. Como era un momento incómodo decidí huir en ese instante y olvidarme de todo lo referente a la oficina por dos largos días.

El sábado asistí al cumpleaños de un amigo de la universidad a cuya novia le debo el haberme contactado con la gente de la trasnacional a la que asistí a entrevista además de haber faltado a su cumpleaños meses atrás por lo cual me sentí obligado a asistir al festejo de su novio. Como me lo esperaba, la concurrencia fue poca: eramos 7, dos niñas y cinco sujetos. Al igual que el sábado anterior, el observar a tanta niña de edad posadolescente me recordó cuanto extraño a M2. Este tipo de eventos serían muy distintos si pudiera acudir con ella. Después de un rato y un par de whiskys decidí que este año celebraré mi cumpleaños invitándola a tomar algo. Tengo un mes para armarme de valor.

El domingo asistí al estadio. Olvidaba que los partidos son mucho más divertidos cuando los ves con tus amigos y terminas encervezado. Mi equipo ganó, gané mi apuesta y me divertí como tenía tiempo no lo hacía. Una gran tarde que de no haber culminado con unas gringas que me cayeron pesadas hubiera sido declarada un exitazo.

Desgraciadamente el lunes siempre llega, igual que los chismes en mi oficina. Hoy me enteré por el único sujeto con el que aún conservo una amistad ahí como fue que mi jefe corrió a mi chalan. Ya se me hacía raro que no me hubiera hablado para preguntarme los detalles, pero debí suponer que mi jefe me había señalado como el autor intelectual de su despido y, aunque él no quería, tenía que correrlo. Ahora soy el malo del cuento y un par de tipas no me hablan pero ya pensándolo detenidamente creo que eso es algo bueno, dos hipócritas menos que aguantar. El mismo sujeto también me informó de algo que yo ya suponía. ¿Recuerdan a L.? Si, con la que me ví involucrado hace unos meses y que también se estaba metiendo con mi jefe. Bueno, pues resulta que si anda con mi jefe y aún así me está dando entrada nuevamente. Lo mejor será abortar el plan y buscarme alguien más con quien revolcarme, la noticia me llega justo a tiempo para evitar un problema telenovelezco más.

Después de este activo fin de semana necesito un descanso...

lunes, 21 de septiembre de 2009

Niño en dulcería

Que linda que estás, sos un caramelo
Te veo en el recreo y me vuelvo loco
Todas las cosas que me gustan tienen tu cara...

El sábado en la noche, celebrando el cumpleaños de mi prima/exjefa, fui arrastrado un antro de esos a donde van un montón de sujetos pretenciosos y de niñas muy arregladas, todas ellas seguramente dentro del rango de los 18 a 20 años, algunas probablemente hasta menos a pesar del sujeto que revisaba las identificaciones.

Ahí, entre alcohol a precio de oro, música a niveles poco saludables para cualquier oído y gente que no paraba de llegar a pesar de lo limitado del espacio, me sentí como niño en dulcería y sin un peso para comprar nada. Casi todas, con la combinación de alcohol, poca luz y sensual movimiento de caderas, se ven sumamente atractivas al grado de no saber donde posar tu mirada teniendo como aparador esa pista de leds adornada por una bola disco.

No esta de más aclarar que me siento atraído por mujeres más chicas que yo, y aunque aquellas con las que he tenido algo en general son de mi edad o un poco más grandes, la que considero fue la relación más importante fue con una niña cuatro años menor.

Y fue a ella a quien terminé buscando en cada uno de esos rostros, fue a ella a quien quería ver bailando al ritmo de la música, fue a ella a quien necesitaba encontrar entre el mar de cabelleras largas, sonriendo y disfrutando el momento, para volver a estar cerca aunque fuese por un momento. Pero no, a pesar de que cualquiera pudo ser ella ninguna terminó siéndolo.

Llegaron las cuatro y muchas se fueron, haciendo más fácil el poder comprobar que no estaba. Terminé recordando que entre más quiera encontrarla por casualidad, más lejos estará de mi. Tal vez sea hora de intentar superarla para que se vuelva a cruzar por mi camino reclamando su lugar mientras me limitó a seguir detrás del aparador.

miércoles, 16 de septiembre de 2009

En línea

He vuelto después de dos semanas fuera de servicio. Intenté no abandonarlos del todo comentando en sus blogs pero pido una disculpa a aquellos a los que no seguí con la regularidad con la que lo hago pero una desintoxicación del bloggeo era necesaria para recuperar las ganas de escribir. Este post es un recuento de casi todo lo que pasó en estas semanas donde tuve un poquito de todo.

Coincidentemente los eventos se desencadenaron despúes de que decidí tener contacto vía msn con M2. La conversación careció de importancia alguna pero el simple hecho de que me haya contestado me hizo la noche. A partir de ahí empezaron a llegar cosas buenas que de una u otra forma se contradicen.

Al día siguiente una amiga de la universidad me pasó el contacto para una entrevista de trabajo en una empresa trasnacional a la cual por supuesto asistí. Me dieron cita para un ejercicio grupal de donde saldrían los dos candidatos a los puestos disponibles. También ese día recibí un regaño de mi jefe por tener a mi asistente echando la hueva. (Tengo a mi cargo a un sujeto 6 años mayor que yo cuya función es ayudarme con todas las labores que mi puesto requiere, pero que a mi parecer es incapaz de realizar correctamente cualquier actividad por simple que sea debido a su desinterés así que no confio en él, lo que me hace tener la misma carga de trabajo a pesar de contar con sus servicios). De tal modo que recibí un ultimatúm: tengo dos semanas para decidir el futuro del susodicho sin importar si esto implica correrlo pero necesito dar una justificación. Hasta ahí todo era muy sencillo, evaluaría el desempeño del sujeto en estas dos semanas y la decisión saldría sola. Pero como siempre las cosas se pondrían interesantes ya que no había pasado ni un día cuando mi chalán me pidió hablaramos a solas. En esa plática recibí una oferta de trabajo donde el plan es llevar mi expertise en este negocio a la empresa propiedad de su madre, la cual está arrancando y requiere afianzarse. Allá mantendría mi nivel de sueldo más prestaciones que actualmente no tengo además de la posibilidad de crecer junto con la empresa. Ahora estoy en un conflicto de intereses pues el sujeto definitivamente no me sirve como chalán pero en este momento no me puedo cerrar ninguna posible puerta de salida. Esta semana se cumplen las dos semanas y mi jefe no tarda en preguntarme la acción a tomar.

Mientras me dedicaba a pensar en una posible salida de mi actual puesto de trabajo recibí una llamada desde Colombia. Era la directora para Latinoamérica de una marca de la cual tengo tiempo persiguiendo la representación para México. Resulta que por fín pudo ponerse en contacto conmigo y está sumamente interesada en que nos quedemos la distribución de sus productos. Si nos quedásemos con esta distribución existe una gran posibilidad de incrementar mi sueldo donde estoy, lo cual es bastante atractivo, pero en caso de que me vaya me molestaría mucho trabajar para dejarle las cosas puestas gratuitamente a la empresa (en las últimas semanas ha habido despidos masivos bajo la justificación de robo, entre otras, lo cual me tiene muy molesto pues fuí sujeto de un cateo en mi oficina y de no haber sido porque recibí la notificación un par de días antes me hubieran encontrado mi stock de seguridad con la consecuente acusación de robo) Ahora tengo razones para irme, razones para quedarme y, aunque ya se que el dinero no lo es todo ¿a quién no le parece atractivo mejorar sus condiciones cuando la economía no da para mucho?

Siguiendo con el tema laboral por fín dí un paso para alcanzar mi meta: trabajar por mi cuenta y para mis intereses. Decidí, junto con DDC, que era momento de estudiar para poder incursionar en ese mundo donde nos gustaría trabajar así que invertiremos dinero y esfuerzo en la compra de libros de los cuales estudiaremos antes de empezar a ejercer (libros que llegaron hoy por cierto :D). Volviendo a la trasnacional, asistí al ejercicio grupal donde fuí calificado de forma individual y grupal. Individualmente (discusión y defensa de ideas frente a los otros miembros del equipo) no creo que me haya ido mal a pesar de que mi equipo decidió aplastar mis ideas por mayoría de votos pero mi actuación grupal (presentación de las decisiones del equipo al grupo de directivos calificadores) creo que dejó que desear. Permití que otro sujeto tomará las riendas de la exposición pero en su afán de lucirse se fue metiendo en problemas, las preguntas de los directivos lo destazaron y en el intento de salvarlo el barco se nos hundió. Eso fue hace ya más de una semana y no me han hablado así que creo que es momento de ver que es lo que sigue. El resto de los días he tenido trabajo, trabajo y más trabajo; junta a la que asiste mi jefe, junta de donde me sale más trabajo. A veces termino harto de hacer siempre lo mismo pero hay que pensar friamente para tomar la mejor decisión de las arriba expuestas.

No todo ha sido trabajo. En esto de retomar relaciones están algunas que me están entreteniendo. No abundaré mucho en el tema ya que seguramente recibiré más de un regaño pero también decidí volver a buscar a L. La verdad todo está basando en que estoy aburrido y carezco de sexo así que recurrí a la única opción que se que puede resultar fácil (o que al menos a mi juicio es más fácil que buscar sexo en otro lado) A ver que sale de eso. Por otro lado también he retomado amistades de mi época puberta. A estos sujetos no los frecuento porque son de una forma de ser muy distinta a la mía pero de vez en cuando salir con ellos me divierte mucho. Regularmente ellos son los que me buscan para salir y esta vez no fue la excepción. He salido con ellos un par de veces en estas semanas con resultados bastante favorables como para repetir la dosis. La última vez me convocaron para regresar a las canchas, como en la secundaria cuando jugaba de portero con resultados aceptables. No contaban con que tengo más de 5 años sin pisar una cancha y que en portería grande soy una papa. El resultado fue 13 goles en mi contra donde 6 fueron completamente culpa mía y el resto fue una combinación de mis pésimas condiciones con mis defensores fuera de forma. A pesar de la paliza fuimos a celebrar a Satélite, muy lejos de mis rumbos, donde me aventaron a practicar mis habilidades de ligue con una de sus amigas donde mi defecto sigue siendo la obtención del número telefónico. Salimos de la fiesta a las 2 a.m. perseguidos de cerca por una patrulla que nos bajó al copiloto y a mi por ir bebiendo en el vehículo a pesar de que el conductor iba completamente sobrio (¿alguien sabe si eso es legal?) Nos dejaron ir tras darles todo lo que traíamos en las bolsas: 155 pesos en forma de 1 billete de 100, 2 de 20 y 3 monedas de 5. Como cuates nos devolvieron nuestros vasos llenos y nuestra botella para que pudieramos terminar la noche bebiendo en mi casa hasta las 5 a.m.

El domingo tenía cita con la psicóloga, con la cual ya no me he sentido agusto desde hace un par de sesiones. Aunado a la medio cruda que traía decidí unilateralmente darme de alta. Bien lo dice DDC "ya estás bien, sólo que te gusta tirarte al drama". Así que volveré a enfrentarme al mundo sin guía esperando no volver a caer, en caso de que esto pase el siguiente paso será ir con el psiquiatra para que me mediquen.

También salí con mi grupo de mejores amigos, donde DDC y Shikamaru, forman parte. A pesar de que hablamos muy seguido nos vemos muy poco por la distancia entre nuestros hogares y los trabajos/actividades de todos. Lo que me da gusto es ver que a pesar de eso siempre que nos juntamos parece que siguieramos viéndonos diario como en la prepa/universidad. Cada vez somos un grupo más pequeño, esta vez fuimos 6, pero eso no quita que seamos un gran grupo.

Como señal para que cierre este post acabo de recibir una invitación para asistir a la carne asada en casa de uno de mis amigos de la secundaria, así que me retiro. Prometo seguir posteando mis traumas con la frecuencia con la que lo hacía y comentar en sus blogs cada que los actualicen. Finalmente agradezco sus comentarios en los dos post anteriores que, como siempre, me ayudaron bastante.

viernes, 4 de septiembre de 2009

Por mientras...

Dejo un video en lo que encuentro la inspiración. Más que para compartirlo lo pongo para poder verlo repetidas veces y tratar de recordar varios de esos consejos que me parecieron interesantes...



...aunque conociéndome, lo más probable es que nunca les haga caso.

Gracias Shikamaru.

miércoles, 2 de septiembre de 2009

Fuera de servicio


Definitivamente no tengo inspiración para escribir. Tengo tantas cosas que necesito expresar pero no encuentro cómo al grado de haber borrado ya 3 veces lo que tenía escrito porque simplemente no transmite lo que quiero decir. Por tal motivo me declaro fuera de servicio hasta nuevo aviso. Espero que cuando regrese la inspiración no se me haya olvidado que por fín establecí contacto con M2 de nuevo, que estoy en la última ronda de un proceso de selección para un trabajo en el área que estudié o que fuí regañado en el trabajo y tengo que decidir si corro a mi chalan o no, entre otras cosas.

lunes, 24 de agosto de 2009

De película


Me desperté más harto que lo habitual para ser lunes, que ya es mucho decir. Llegué al metro a la hora acostumbrada pero no pude abordar ningún vagón tras poco más de media hora de ver pasar trenes naranjas frente a mi. Para ser honesto ni siquiera intenté subirme una sola vez, no estaba de humor para lanzarme a esa lata de sardinas con ruedas.

Regrese a casa, harto de tener esta rutina de oficinista, decidido a no ir a la oficina. Me justifiqué con una falsa enfermedad estomacal que me impide alejarme mucho del sanitario y procedí a quitarme el disfraz. Estoy haciendo algo parecido al home office, únicamente contesto correos y si me dan ganas tal vez trate de terminar un archivo que tengo pendiente. Ironicamnte el día que decido faltar me busca un subdirector, mi mentira ya llego hasta el tercer piso de la empresa.

Me siento como en una de esas películas que me gusta ver porque me siento identificado; una mezcla entre El ladrón de Orquideas, Más extraño que la ficción y la última que fuí a ver, Nueva York en escena pero región 4 y con un presupuesto bastante bajo.




A veces me pregunto quien me interpretaría si en verdad esto fuera una película pero creo probablemente todo se quedaría en un mal libreto.

jueves, 20 de agosto de 2009

Tiempo pasado VII - Trajineras

Estudié la preparatoria al sur de la ciudad a pesar de vivir a más de 30 km de ahí. Por ese entonces una costumbre de la citada preparatoria era festejar el fin de semestre con un viaje masivo por los canales de Xochimilco a bordo de una hermosa trajinera llena de agujeros y acompañados de mucho alcohol barato. También en ese entonces yo era un ñoño miedoso que jamás había probado el alcohol a espaldas de sus padres y ya ni hablemos de ponerse borracho con algo que no fuera rompope.

Para la primera ocasión en que fuí invitado a una representación tercermundista del Titanic me negué rotundamente poniendo pretextos ñoños como era de esperarse. Nunca conté con que mis amigos llamarían a mi madre para pedirle permiso y que ésta respondería afirmativamente. Por tal motivo tuve que hacer uso de mis mejores técnicas de escape para llegar sano y sobrio a mi casa.

La siguiente ocasión donde se organizó una de estas pintorescas excursiones, mi grupo de amigos era ya más extenso. Esa vez llegué hasta el embarcadero aunque nunca tuve la intención de abordar el vehículo flotante. Afortundamente no iba solo, me acompañaba el más uraño de mis amigos en ese entonces con quien, aprovechando el descuido de todos, empredí la graciosa huída. Aún recuerdo como corriamos perseguidos por Shikamaru y otro sujeto, quien terminaría lesionado tras estrellarse con un poste lo que a la postre terminaría fastidiándole la experiencia.

Como dice el dicho, la tercera fue la vencida. Ya con un par de años más decidí que era hora de por fin vivir lo que según la mayoría era algo divertido. Era cuarto semestre de prepa y yo seguía sin conocer lo que era estar bajo los efectos del alcohol pero esa tarde tras consumir una, probablemente dos caguamas, descubrí lo benéfico que puede resultar ese elixir de cebada. Fue en una trajinera donde tuve mi primer borrachera y vaya que resultó divertido.

Me arrepiento del tiempo que desperdicié huyendo del alcohol por culpa de ese condicionamiento del que fuí víctima por tantos años. Afortunadamente cuento con amigos (si, hasta la fecha cuanto con ellos) que aguantaron mis huídas y que ahora, gracias a su insistencia, tienen que aguantar mis malacopeses.


Todo esto para no hablar de la depresión que me ando cargando... o que me anda cargando mejor dicho.

domingo, 16 de agosto de 2009

Análisis profesional del análisis

Asistí a mi cita puntual como cada mes. El día de hoy me sentí como esa primera vez cuando entré con miedo a descubrir lo que al final ya sabía pero no quería enfrentar. En ese entonces ya había tocado fondo y requería de ayuda especializada, la cual me llegó en buen momento gracias a M1. Creo que está semana toqué fondo otra vez, no un fondo tan bajo como el de hace ocho meses pero fondo a fín de cuentas. En el post anterior relaté como me di cuenta de una de mis peores características me tiene atado y no me deja seguir, el día de hoy fue el tema de mi sesión.

Empecé relatando cómo fue mi hallazgo y después las conclusiones que saqué de eso. Fuí muy específico en cuanto a mi masoquismo psicológico y hasta utilicé el término que Relax propuso en su comentario: estoy acostumbrado a revolcarme en mi mierda. Hice una analogía sobre lo que me pasa "es como cuando uno tiene comezón, la solución es rascarse pero en mi caso no sólo no me rasco sino que al darme cuenta yo mismo me genero más comezón y no hago nada por remediarlo"

El análisis por parte de mi psicóloga fue que me he acostumbrado a vivir en un sistema de malestar donde necesito sentir que tengo un problema para poder existir. He basado todas mis acciones en estar quejándome que ya olvidé como se trabaja de otra manera por lo que he enfocado mis pensamientos en encontrar un problema más que resolver que en el bienestar que se experimenta por tener una vida tranquila y ordenada. Por eso mi afición por las mujeres complicadas y que puedan hacerme pedazos a la primera de cambio, las mujeres tranquilas con quienes se pueda compartir la paz de una relación no ayudan a mi sistema.

También identificamos que trabajo bajo fuerzas externas que me obliguen a realizar una tarea, como identificar la forma más eficiente de llegar al trabajo a tiempo cuando viajo en metro, pero cuando se trata de cosas que únicamente me afectan a mi como lo es cerrar el ciclo con M2, donde a ella o al resto del mundo les importa un carajo si le hablo o no pero para mi puede significar el salir del agujero donde me encuentro, entonces decido quedarme donde estoy beneficiando el actual sistema por el que me rijo.

De nada sirve haberme dado cuenta del sistema con el que me manejo si no lo corrijo y lo oriento a buscar la tranquilidad pero no se por donde empezar. La primera recomendación es que vaya tras M2 y vea que es lo que pasa, mi idea es que debo empezar por algo más sencillo como lo es volver a hacer ejercicio a la hora que sea y terminar completamente agotado como también Relax lo recomendó. ¿Alguien tiene alguna sugerencia mejor que no implique armas de fuego ni explosivos?

viernes, 14 de agosto de 2009

Análisis del análisis

Como ya se ha mencionado con anterioridad en este blog, uno de mis más grandes vicios es sobreanalizar las cosas. Cuando no tengo nada que hacer mi mente de inmediato encuentra algún tema al cual darle vueltas, muchas vueltas, hasta que ya no se cual era la intención original de dicho ejercicio llegando a creer que probablemente nunca hubo un objetivo claro para llevarlo a cabo. Por eso trato de mantener mi mente ocupada cuando viajo en metro y si me llegasen a encontrar en dicho transporte podrían identificarme porque casi siempre ando cargando un libro que me aleje de los malos pensamientos.

El pasado martes ni ese libro nuevo completamente desconocido para mí pudo evitar que mi cabeza divagara. En últimas fechas lo primero que me viene a la mente es algo que me provoque tristeza: comienzo a hacerme preguntas, a imaginarme posibles escenarios para esos hubieras, creo una baraja de opciones para salir de agujero para finalmente explicarme por qué todas van a fracasar. Este martes el tema seleccionado fue uno de mis favoritos, M2. Si, ya se que chole con ese tema, ya lo he pensando y precisamente de ese análisis del análisis es de lo que trata este post.

Ese día, al realizar el transbordo de la línea B a la linea 8 del metro rumbo al trabajo y llevar todo el camino hasta ese momento causandome dolor por el tema ya mencionado me puse a pensar sobre el por qué de mi inclinación a estar pensando estupideces que me hagan sentir triste. Las conclusiones no me gustaron puesto que no encontré otra razón que no fuera el hecho de que en algún nivel, seguramente rayando en lo patológico, disfruto de estar triste creandome problemas que no tengo.

Platiqué al respecto con Shikamaru quien procedió a darme un regaño sobre lo inútil que es mantenerme en ese estado donde ni me hundo en mi mierda ni hago nada para salir de ella*. De nada me sirve estar arrancándome las costras de esas heridas que ya deberían estar por cerrar si no encuentro en dicha actividad una razón que me obligue a esfozarme por remediar esa situación de incomodidad.

Ahora nuevamente me encuentro en ese punto donde no se a qué viene todo este análisis ya que no veo de que me sirva estar consciente de este hecho si no haré nada por convertirlo en motor de mos actividades en busca de algo mejor. Afortunadamente esta semana tengo cita con la psicóloga con quien podré dialogar seriamente al respecto, ya les postearé lo que me diga si vale la pena.

*Esta es la interpretación del autor, puede que el citado sujeto no haya dicho precisamente lo aqui expresado.

jueves, 6 de agosto de 2009

2... y lo que falta

Hoy hace dos años que entré a trabajar a este lugar. En estos dos años he aprendido muchas cosas en distintos ámbitos de la vida. Gracias a este empleo, y sobretodo gracias a mi prima-exjefa que me colocó como becario, pude terminar la carrera. Aquí he aprendido muchas cosas que son ejemplo de lo que no se debe hacer.

Como primer empleo creo que en términos generales ha sido una buena experiencia llena de aprendizajes que debo aprovechar. Que bien suena eso de tener un currículum donde de entrada se vea que tuviste un trabajo estable y que escalaste lugares rápidamente. A pesar de todo esto creo que es hora de buscar nuevos aires.

En fin, que rápido se van dos años.

martes, 4 de agosto de 2009

Te volví a extrañar

Hoy te volví a extrañar como hacía tiempo no lo hacía. Por alguna razón me vi en la necesidad de releer la carta que me diste en mi cumpleaños de hace dos años, la que me encontré el sábado mientras limpiaba el closet al abrir la carpeta de todo aquello que he coleccionado en mi vida.

Mientras manejaba de regreso a casa, vi la imagen de ese sobre verde metido en la solapa de la carpeta. Al llegar a casa supe que si no la leía no iba a estar tranquilo por lo que tomé la carta y comencé a leer sabiendo que el resultado sería extrañarte todavía más.

No recordaba, o no quise recordar, lo que habías escrito. Apenas llevábamos un mes juntos y todo era felicidad en ese entonces. En la carta me recuerdas como te conocí, como fuimos acercándonos y que cobarde fuí al dejar pasar tanto tiempo para decirte lo que sentía cuando ya todos me habían dicho que era más que obvio que tu y yo ya no eramos sólo amigos. También mencionas como fue que me decidí finalmente a decirte que te adoraba y lo bien que la pasábamos juntos en el poco tiempo que podíamos compartir.

Ahora es cuando me pregunto por qué fuí tan idiota para dejarte ir. Nunca me he caracterizado por ser un luchador pero tu valías el intento, aunque bueno, lo intenté una vez y como no funcionó me volví a comportar como yo y deje que las cosas se terminaran jodiendo definitivamente.

Lo que más me duele es leer el final de la historia, cito textual, "y por eso esta historia no tiene final... porque espera llenar muchas hojas más..." Y me duele porque en realidad eres la única con la que me interesaría llenar más hojas, porque desde ese entonces lo quise y no supe como hacerlo y lo sigo queriendo aunque lo más probable es que tu ni te acuerdes de eso. Me deje ganar, como siempre, por el destino en lugar de que por única vez en mi vida hacer las cosas como yo no las haría e intentar hasta que no quedará nada más de mi. Pero no...

Hoy te volví a extrañar como hacía tiempo no lo hacía y aquí estoy preguntándome si algún día tendré la oportunidad de volver a estar contigo.

sábado, 1 de agosto de 2009

El secreto de la felicidad - Actualizado

Iba a postear un análisis del sueño que tuve hace unos días y que fue objeto del post anterior pero esto es más importante y de última hora por lo que omitiré algo que ya sabíamos para darle paso al descubrimiento más importante de los últimos tiempos.

Después de varios días de pruebas por fin he encontrado el secreto para llegar a la felicidad de forma rápida e indolora. Muchos no compartirán los resultados y habrá muchas críticas al respecto pero no importa.

El secreto para ser feliz y ver la vida de un modo distinto es: Dormir más de 8 horas al día.

En esta semana, 3 de los 7 días dormí 11 hrs (de domingo a lunes), 8.5hrs (de jueves a viernes) y 9.5 hrs (de viernas a sábado) y el común denominador en ambos es el hecho de que me he despertado de buen humor y se podría decir que hasta con ánimo. Los infortunios laborales del lunes y viernes no me afectaron a diferencia de los sucedidos los demás días donde, especialmente el jueves, los molestos incovenientes de mi trabajo ya me tenían al borde de la renuncia.

El siguiente paso de este estudio será descubrir el número exacto de horas que uno debe dormir para ser feliz. El proyecto apenas inicia pero creí importante hacer de conocimiento de todos ustedes este pequeño avance para que comiencen a ser un poco más felices, o comiencen a ser felices según sea el caso. Pongan a prueba este consejo y verán como las cosas se ven de una forma diferente cuando has dormido más de lo necesario.

__________________________________________________________________

Como les dije, no faltaría quien criticara este proyecto. La primera piedra vino directamente desde mi casa, específicamente de mi padre quien al escuchar la tesis de este estudio comentó:
"El secreto para morir joven es dormir demasiado"
A lo que contesté:
"Si ese es el precio por vivir de buenas creo que lo vale"
Algún efecto secundario debía de tener, no se puede ser feliz y esperar que dure eternamente. De todas formas yo planeo morir joven.

miércoles, 29 de julio de 2009

Sueño real

Hoy confundí mi sueño con la realidad. Pocas veces recuerdo lo que soné, regularmente ni siquiera tengo la sensación de haber soñado. Pero hoy es distinto. Tal vez se deba a que por primera vez en mucho tiempo, en mi sueño había un color distinto a la escala de grises en la que todo esta coloreado en mi mente (sí, sueño en "blanco y negro" contrario a todos a quienes les he preguntado de que color son sus sueños). En este sueño las cosas eran de color azul, casualmente un tono de azul parecido al de la camisa que decidí usar hoy. Las personas en cambio mantenían las distintas tonalidades de gris, incluidas ellas: M2 y su hermana C.

La trama del sueño es un tanto cursi, la situación trata de un encuentro casual en la entrada de algo que parece un cine, una charla donde ella me dice que me ha extrañado y, justo cuando me dispongo a disparar mi discurso sobre lo que la he extrañado y cuanto tiempo he querido decirle lo que voy a decir, la parte racional de mi cerebro despierta para decir "no te emociones, sólo se trata de un sueño".

Abro los ojos y compruebo que son las 3:48 a.m. Decido volver a dormir aunque la verdad no se si estoy despierto o dormido. De hecho, en el momento en que escribo esto tengo la impresión de seguir soñando. Definitivamente no puedo confiar en que lo que pasa está a color para distinguir entre la realidad y un sueño, menos cuando mi camisa y el cubículo que me rodea son de este color.

jueves, 23 de julio de 2009

Sobreanálisis

M1 siempre me ha reprochado mi necesidad por sobreanalizarlo todo. Cada que me pasa algo tengo que darle mil vueltas buscando entender las razones y consecuencias del evento en cuestión. Si tengo la posibilidad de analizar algo antes de tomar una decisión es todavía peor, pienso en cada detalle del por qué y en todos los posibles desenlaces. Lo anterior aplica a todos los aspectos de mi vida, ejemplo: Cuando viajo en metro busco el vagon que queda justo donde está la salida en la estación donde me bajo, se a que hora aproximadamente pasa el vagón medio vacío y en que parte de las estaciones que frecuento se junta menos la gente... podría seguir dando muestras del análisis que he hecho del metro y sus usuarios pero en este momento está de más.

Por ahí escuche alguna vez que "si no puedes decidir en un día, nunca lo harás". Bajo este supuesto lo mejor sería aplicar la navaja de Occam y basar en eso mis acciones aunque el único inconveniente sería que ese sistema no satisface en lo absoluto mi inseparable masoquismo psicológico y mientras no tenga un problema mental no estoy a gusto.

Ahora es la misma M1 la que me ha dado algo en que pensar. Desde que me lo dijo no he dejado de preguntarme que es lo qué es lo que quiso decir, qué es lo que querrá y qué es lo que pasará.

¿Alguien tiene la receta para apagar el cerebro y sólo dejarme llevar?

lunes, 20 de julio de 2009

Deseos estúpidos

¿Se acuerdan que hace un par de posts mencioné que tenía ganas de hacer una estupidez? Pues ya se que es lo que quiero hacer: Quiero, en un arranque de ira/valentía/decisión/coraje/yamelecomoustedquiera, llegar con mi renuncia firmada a la oficina de mi jefe y decirle "Jefe, hoy fue mi último día". Dejar el papel en su escritorio junto con el fastidioso nextel y las llaves de la oficina, recoger las pocas pertenencias que deba retirar y cruzar por última vez esa puerta para nunca más tener que verle la cara a todos aquellos sujetos que por el momento continuan siendo mis compañeros de trabajo.

¿Por qué considero que esto sería una estupidez? Porque me parece estúpido renunciar sin tener otro trabajo a donde llegar. Porque a pesar de que esto me da una libertad aparente lo que en verdad conseguiría sería limitarme por un periodo indeterminado en el aspecto económico al no tener un ingreso asegurado a fin de mes. Porque justo ahora que comienzo a tener planes de vida, donde el dinero es un pilar fundamental para conseguir los objetivos, ponerme el pie de semejante manera sería imperdonable. Pero la paciencia se me ha agotado...

Ya me cansé de ver las mismas caras desde hace dos años. Ha habido salidas e incorporaciones a ese catálogo de personas con las que convivo pero creo que las incorporaciones han resultado peores y contribuyen fuertemente a que mi nivel de hartazgo haya alcanzado su máximo. Los problemas personales entre mi jefe y yo por cuestiones extra-oficina son algo que, aunque no me arrepiento, no volvería a tener; la próxima vez que uno de mis superiores esté interesado en la misma mujer que yo me retiraré de la competencia por mi propio bienestar, hay demasiados peces en el mar como para dejarse deslumbrar por el primer pez dorado que te mueve la cola enfrente.

Hace unos días le comentaba al mejor amigo que me hubiera gustado poder gozar de ese periodo de gracia del recién graduado donde únicamente te dedicas a buscar trabajo y cuando no estás haciendo eso estás echando la hueva ante la tolerancia forzoza de tus padres que justifican tu desempleo por las condiciones económicas mundiales. El problema de empezar a ganar tu dinero es que una vez que has probado el sabor de la pseudoindependencia no quieres volver a depender enteramente de tus padres, a menos que seas un completo zangano y cínico lo cual de momento no soy.

En fin, creo que tendré que resignarme bajo el consuelo de que si aguanto lo suficiente pronto estaré escribiendo desde un techo pagado con mi esfuerzo, única meta que conservo de ese escaso plan de vida que hace algunos años me propuse y que tuvo que cambiar por causas de fuerza mayor. Aunque no me culpen si dentro de pronto les estoy relatando mi renuncia adelantada.

PD. La razón por la que en el post anterior no permití los comentarios fue que mi estado anímico no me permitió lidiar con los pocos que habían llegado. A veces puedo ser verdaderamente patético.

lunes, 13 de julio de 2009

Cuando el destino nos alcance

Comienzo a creer firmemente que mi destino es estar triste.

sábado, 11 de julio de 2009

El poder de una droga controlada

Hace rato comentaba con uno de mis mejores amigos que es urgente que nos consigamos una receta médica que nos permita adquirir una dotación de ese antidepresivo llamado prozac. Hace una horas tuvo lugar un evento que, de no haber sido porque estuve ahí no hubiera creido que pasaría. Como se han de suponer la gente con la que me llevo no es la más entusiasta del mundo, debido a esto ya se imaginarán cual fue mi reacción al enterarme que otro de mis mejores amigos había decidido festejar su cumpleaños con una fiesta en su casa. Este sujeto, a quien conozco hace ya ocho años, no se caracterizaba por buscar relacionarse con quien sea, únicamente se limitaba a interactuar con quien se veía obligado. Su naturaleza sumada a una serie de eventos en su vida lo orillaron a tomar la decisión de consultar a un psiquiatra. No quiero ahondar más en detalles de su vida, sólo me resta decir que de todos los desesperanzados amigos que tengo, él era quien más lo ejemplificaba hasta que decidió probar los antidepresivos controlados.

Actualmente, tras algunas semanas de consumir las dichosas pastillas, el cambio en su actitud ha sido notorio. Aparte de que por fin decidió celebrar su honomástico también ha comenzado a manejar sus emociones de mejor forma.

Todo esto me lleva a preguntarme si el uso de una droga controlada será la solución a los problemas existenciales que presento. Hace poco, platicando con F. discutía el uso de una droga equivalente al soma que Aldous Huxley propone en "Un mundo feliz". Creo firmemente que la sociedad actual requiere de ayuda para lograr que los individuos consigan esa estabilidad emocional que les permita continuar con sus vidas sin problemas mayores. No se hasta a donde pueda ayudar el uso de uno de esos antidepresivos pero con lo poco que he visto creo que son una solución que debe tomarse en cuenta. No se que opinen ustedes pero yo quiero una dosis para ver si ese yo que gusta de tener pensamientos amargos logra controlarse y empezar a trabajar en esas cosas que tengo pendientes.


PD. Escribí esto bajo el influjo del alcohol y el red bull, desgraciadamente no pude asaltar la reserva de medicamento de mi citado amigo.
PD2. Se que leerás esto así que quiero que te quede claro el gusto que me da saber que, en cierto modo, las cosas han mejorado y que aún tienes camino por delante. Espero te quede claro que estoy ahí cuando lo necesites.
PD3. Tus colegas quedaron a deber.

martes, 7 de julio de 2009

Volvió

Si, así es. No lo podía creer pero si, era él. Hacía tanto que no me visitaba que no recordaba como era, pero una vez que llegó fue fácil reconocerlo. Ese vacío que me orilló a abrir este blog volvió, aquí está mientras escribo esto y no se irá hasta que consiga como llenarlo u olvidarme de él.

Esto solo es señal de una cosa: necesito darle un sentido a lo que hago. Por lo mientras esperemos que la cerveza haga el trabajo.

PD. Por alguna razón siento una gran necesidad de hacer algo estúpido, si tienes sugerencias son bien recibidas.

domingo, 5 de julio de 2009

No es para mi

Por fín salí con F. después de que la influenza y la descompostura del auto interfirieran mis planes. La idea era ver en que terreno estaba pisando con respecto a la posibilidad de intentar algo con ella tomando en cuenta que es de mente lo suficientemente abierta como para tener algo con alguien sin necesidad de formalidad. Resulta que si tiene algo con alguien pero como ya sabemos no soy yo, es el otro sujeto de la clase que teníamos juntos con quien sale desde antes de lo que me imaginaba.

Antes de hacerme oficial su relación con el otro la plática saco a la luz diversos temas entre ellos los pretendientes del pasado. Me comentó que ella prefería que si un sujeto quería con ella se lo hiciera saber ya que la técnica de acercarse como "amigo" con ella no funcionaba. Por un momento creí que era una pedrada directa para hacerme saber lo que tenía que hacer, con forme avanzó la conversación me dí cuenta de que fue una pedrada involuntaria ya que me confesó sentir la necesidad de volver con su ex además de su malestar por el rumbo que tomó la relación que mantiene con el sujeto de nuestra clase.

Tras un par de horas de conversación y todo lo que se dijo en ella decidí que lo más prudente era dar un cambio de dirección y dejar a F. en el plano de la amistad, razón por la cual accedí a contestar sus preguntas sobre mis amores pasados y actuales y le hice saber de mis intenciones con A., sobre lo cual me dijo que ya se lo imaginaba, me deseó suerte además de darme algunos tips y obligarme a prometer que saldría con ella al menos dos veces para ver si por lo menos conseguía unos besos.

Ahora me queda claro que F. no era para mi y en cierta manera me da gusto haberlo comprobado. A pesar de lo mucho que me pueda gustar parece ser que las cosas no van por ahí así que debo enfocarme en nuevos proyectos... de todas formas, segun la descripción de la bruja ella no era la indicada, en todo caso A. encaja mejor.

lunes, 29 de junio de 2009

Motivación



¿Alguien sabe de dónde saca la gente la motivación para levantarse cada mañana?



jueves, 25 de junio de 2009

Legalmente castigado

El tiempo no perdona y mi automóvil no es la excepción. Las autoridades ambientales han decidido que mi querido vehículo ha alcanzado la tercera edad y ya no puede andar circulando todos los días. Han pasado 10 años desde que este muchacho llegó a la familia y con su casi 170,000 km ha sido participe de muchas de nuestras aventuras: el intento de asalto a mi padre, la primera vez que manejé sin compañía, cuando atropellé a un repartidor de agua purificada, mi primer y único choque hasta el momento e incontables borracheras que si mi auto tuviera un blog seguro tendría más entradas que este Vacío y estoy seguro que muchas no me favorecerían.

Estoy legalmente castigado por la Secretaría del Medio Ambiente local ahora que mi coche ha sido marcado con la temible calcomanía 2. A partir de esta semana los viernes no tengo vehículo para desplazarme hasta que den las 10 p.m., hora en que le es permitido salir a todos esos coches que han superado las 10 primaveras. Se acerca el momento en que tendremos que separarnos y en su lugar entrará un modelo más joven, el eterno ciclo de la vida... envejecer es feo hasta para los automóviles.

domingo, 21 de junio de 2009

Pronto... pronto...

Mi caralibro tiene nuevas adquisiciones, la más relevante es M2. Ya alguna vez había pertenecido a mi catálogo de amigos pero en ese periodo donde me eliminó de su vida también me eliminó de la citada red social.

Buscando agregar a otra persona, M2 apareció entre los conocidos con perfil que podía agregar a mi lista. Decidí hacerlo por curiosidad sabiendo que existía la posibilidad de terminar esperando esa confirmación de amistad eternamente. Un par de horas después recibí el correo indicando que, nuevamente, soy su amigo virtual.

Es grato ver que, de entrada, lo malo que pudo haber entre nosotros y que la llevó a borrarme ya no existe. Con esto no puedo evitar tener la esperanza de que en un tiempo podré volver a acercarme y decirle cuanto quiero que vuelva a formar parte de mi vida pero antes de eso tengo un par de asuntos que resolver para que cuando lo intente lleve las de ganar. De momento ya empecé a buscar resolver el aspecto laboral mediante la búsqueda de un nuevo empleo; de la mano va lo financiero, lo cual gracias a una buena noticia por parte de mi hermano por elección pinta bien si nos ponemos las pilas. Aunado a esto tengo un nuevo proyecto, tras el fallo del anterior que no superó la primer corrida operativa, el cual pretendo complemente cualquiera que sea el trabajo que tenga.

Las cosas van caminando y espero pronto tener todo en orden para volver a lanzarme tras la única mujer por la que, de momento, daría mi brazo a torcer.

miércoles, 17 de junio de 2009

Casi...

Pospondré el post sobre la visita a las yardas donde conocí al novio de Violet debido a eventos que requieren ser posteados hoy mismo.

Debo confesarles que L. (sí, la misma con la que me ví enredado el último año) no ha salido del todo de mi vida.

Nos graduamos el mismo día, coincidimos en la entrada al Salón de Congresos antes de recibir nuestro título y a partir de ahí volvimos a hablar vía msn. Me confesó lo celosa que se puso al verme entrar con una de mis pocas amigas de la carrera, la confundió con "la otra niña". Decidí continuarle el jueguito, parte curiosidad parte por un plan hormonal maléfico. Conociendo que ella se prende con la mínima chispa, no esperé mucho tiempo para empezar a insuniarle que quería volver a meterme con ella. Las primeras veces se resistió un poco, pero no tardó más de dos semanas para que aceptara su interés y dejarlo listo para sólo agendarlo.

Hoy recibí una llamada por la mañana, era ella. Contesté, hice un comentario juguetón y procedió a preguntar "¿Puedo ponerte de referencia?". Dudé, no se bien por qué lo hice, pero dudé. Ella lo notó de inmediato, creo que emití alguna especie de sonido. Dijo "No, olvídalo. Gracias" le dije que no había problema pero me volvió a mandar al diablo y colgó.

Y esa es la historia de un trabajo de dos semanas echado a perder en 1 minuto... y con lo necesitado que ando.