martes, 4 de agosto de 2009

Te volví a extrañar

Hoy te volví a extrañar como hacía tiempo no lo hacía. Por alguna razón me vi en la necesidad de releer la carta que me diste en mi cumpleaños de hace dos años, la que me encontré el sábado mientras limpiaba el closet al abrir la carpeta de todo aquello que he coleccionado en mi vida.

Mientras manejaba de regreso a casa, vi la imagen de ese sobre verde metido en la solapa de la carpeta. Al llegar a casa supe que si no la leía no iba a estar tranquilo por lo que tomé la carta y comencé a leer sabiendo que el resultado sería extrañarte todavía más.

No recordaba, o no quise recordar, lo que habías escrito. Apenas llevábamos un mes juntos y todo era felicidad en ese entonces. En la carta me recuerdas como te conocí, como fuimos acercándonos y que cobarde fuí al dejar pasar tanto tiempo para decirte lo que sentía cuando ya todos me habían dicho que era más que obvio que tu y yo ya no eramos sólo amigos. También mencionas como fue que me decidí finalmente a decirte que te adoraba y lo bien que la pasábamos juntos en el poco tiempo que podíamos compartir.

Ahora es cuando me pregunto por qué fuí tan idiota para dejarte ir. Nunca me he caracterizado por ser un luchador pero tu valías el intento, aunque bueno, lo intenté una vez y como no funcionó me volví a comportar como yo y deje que las cosas se terminaran jodiendo definitivamente.

Lo que más me duele es leer el final de la historia, cito textual, "y por eso esta historia no tiene final... porque espera llenar muchas hojas más..." Y me duele porque en realidad eres la única con la que me interesaría llenar más hojas, porque desde ese entonces lo quise y no supe como hacerlo y lo sigo queriendo aunque lo más probable es que tu ni te acuerdes de eso. Me deje ganar, como siempre, por el destino en lugar de que por única vez en mi vida hacer las cosas como yo no las haría e intentar hasta que no quedará nada más de mi. Pero no...

Hoy te volví a extrañar como hacía tiempo no lo hacía y aquí estoy preguntándome si algún día tendré la oportunidad de volver a estar contigo.

6 comentarios:

Un Hombre mirando al SudOeste dijo...

El valor siempre esta ahí, te preguntas el por q no sale a flote?
Solo por q tu no quieres... la fuerza de los cobardes esta siempre oculta, hasta q decidimos sacarla a flote...

Te lo digo yo... no importa q es lo q pase... prefiero intentarlo una, dos o tres veces y perder a quedarme eternamente pensando en q podría haber sido !

Saludos Janus... Just do It

Lamia dijo...

Esas cosas se deben botar cuando todo termina sino ocurre lo que te acaba de ocurrir.

Blonda dijo...

Uf, bueno, creo que todos pasamos por eso en algún momento.

Creo que por más que hubieras tirado la carta, si el sentimiento es fuerte cualquier cosa te hubiera hecho extrañarla, pero esas cosas que guardamos siempre contribuyen a que no podamos olvidar.

besos

Shikamaru dijo...

Qué te puedo decir?... Extraño mi Super Nintendo, mi más grande amor. Cuando toda mi vida era feliz. El otro día vi el juego de Super Mario RPG y casi lloro de la nostalgia. En cuanto a tu problema no tengo sugerencias. Aun no supero lo mío con la poderosa consola de 16 bits. Se lo que se siente eso.

Caminante Del Cielo dijo...

Creo que te tenés que preguntar si realmente la extrañas a ella o añoras no poder estar en éste momento en esa situación tan linda que se presenta cuando comienza algo con alguién que nos interesa.
Ahora bien si la respuesta es afirmativa a la primera opción creo que debes decirlo, por teléfono, por carta, por mail, personalmente, el que decide sos vos pero no hay que quedarse con nada adentro.
Jamás podría quedarme con la duda de no saber que hubiera pasado si me hubiera atrevido.
Además después de que lo largas es sumamente aliviador.
Al menos para mi.

" Los Amores cobardes no llegan ni a Amores ni a historias, se quedan ahi ... "

Un Beso Grande !!!!

Zully Ellyane dijo...

Uno es dueño de sus acciones.. se es valiente o cobarde por decisión... quizá a veces decimos,.. me falto.. debí... no tuve... pero en realidad es que por algo no quisimos hacerlo... y esa es una gran diferencia...

Nunca es tarde... y vale más dejar de extrañar sabiendo que ya nada puede arreglarse.. o vivir prendado de un recuerdo que no deja avanzar.. la decisión es tuya..