jueves, 20 de agosto de 2009

Tiempo pasado VII - Trajineras

Estudié la preparatoria al sur de la ciudad a pesar de vivir a más de 30 km de ahí. Por ese entonces una costumbre de la citada preparatoria era festejar el fin de semestre con un viaje masivo por los canales de Xochimilco a bordo de una hermosa trajinera llena de agujeros y acompañados de mucho alcohol barato. También en ese entonces yo era un ñoño miedoso que jamás había probado el alcohol a espaldas de sus padres y ya ni hablemos de ponerse borracho con algo que no fuera rompope.

Para la primera ocasión en que fuí invitado a una representación tercermundista del Titanic me negué rotundamente poniendo pretextos ñoños como era de esperarse. Nunca conté con que mis amigos llamarían a mi madre para pedirle permiso y que ésta respondería afirmativamente. Por tal motivo tuve que hacer uso de mis mejores técnicas de escape para llegar sano y sobrio a mi casa.

La siguiente ocasión donde se organizó una de estas pintorescas excursiones, mi grupo de amigos era ya más extenso. Esa vez llegué hasta el embarcadero aunque nunca tuve la intención de abordar el vehículo flotante. Afortundamente no iba solo, me acompañaba el más uraño de mis amigos en ese entonces con quien, aprovechando el descuido de todos, empredí la graciosa huída. Aún recuerdo como corriamos perseguidos por Shikamaru y otro sujeto, quien terminaría lesionado tras estrellarse con un poste lo que a la postre terminaría fastidiándole la experiencia.

Como dice el dicho, la tercera fue la vencida. Ya con un par de años más decidí que era hora de por fin vivir lo que según la mayoría era algo divertido. Era cuarto semestre de prepa y yo seguía sin conocer lo que era estar bajo los efectos del alcohol pero esa tarde tras consumir una, probablemente dos caguamas, descubrí lo benéfico que puede resultar ese elixir de cebada. Fue en una trajinera donde tuve mi primer borrachera y vaya que resultó divertido.

Me arrepiento del tiempo que desperdicié huyendo del alcohol por culpa de ese condicionamiento del que fuí víctima por tantos años. Afortunadamente cuento con amigos (si, hasta la fecha cuanto con ellos) que aguantaron mis huídas y que ahora, gracias a su insistencia, tienen que aguantar mis malacopeses.


Todo esto para no hablar de la depresión que me ando cargando... o que me anda cargando mejor dicho.

7 comentarios:

Cabrón Insensible dijo...

Yo igual creo que empecé a tomar en 1º o 2º de prepa, aunque mi primera borrachera me la puse en 3º de secundaria y me sentí muy apenado con mis padres.

Como las primeras pedas, no hay otras... =/

Lamia dijo...

Yo no tomo por que usualmente pierdo el control de cuanto voy tomando y termino desmayada.
Ademas tengo prohibido el alcohol.

De todas formas mis primeras borracheras fueron como en sexto grado y la primera vez que perdi el conocimiento fue como en tercero de secundaria.

*************
Ya me dieron ganas de beber

oe y que tienes Janus -
me da cosa que estes triste -
Si quieres hablar con alguien que no te conoce realmente puedes dejarme tu msn en mi blog -
o no se -
habla con algunoi de tus amigos -
o por ultimo subete a una trajinera y bebe alcohol barato.

Saludos!

Caminante Del Cielo dijo...

Y dale con la depresión !!!!!!!!
Al final me paraece que te encanta

En cuanto a lo de las borracheras, no se lo que es padecer o disfrutar una, me encanta beber pero siempre se cuando es mi última copa.
Creo que lo que no me gustaría es terminar haciendo algo que después me va a tener que contar otra persona por no tener idea de lo que se trata.
Me gusta descontrolarme pero teniendo el control.


P.D. Muchísimas gracias por todos los comentarios dejados en mi blog, me resultan muy simpáticos y me siento acompañada, porque como te habrás dado cuenta no soy muy concurrida.

Buen finde !!!!!!!

de prisa Prisa dijo...

na pos yo nunca e bebido por el simple echo que se me hace nauceabundo el olor de la cerveza si asi huele asi sabe ajajajaja ojo no aplica a todo bueno a casi todo jajajaa pero en fin si estas triston llorele pa que saque la depre o hablalo es mejor sacarlo que este sobre ti

Shikamaru dijo...

es cierto, eras un ñoño mariquetas quien tenía miedo del alcohol, quien te viera ahora che jose jose en potencia. sin duda desperdiciaste tiempo, pero ya no hay nada que hacer, deja de lamentarte y aprovecha el que tienes ahora, pierdes mas tiempo que podrias usar ahora en eso lamentandote que divirtiendote. nada mas no te quiero ir a meter luego a AA (no es pocket aces eh, chiste mega local jajaja) todo con medida chavo

Blonda dijo...

Pero si tomás alcohol con tendencia a deprimirte puede ser peor!

Igual, vamos, no te deprimas más. Pensá como los grupos de autoayuda "solo por hoy".


beso grande

Un Hombre mirando al SudOeste dijo...

La tristeza es parte de la vida de nuestro querido Janus, por q habría de cambiarla?, para hacernos sentir bien?, no sera un poco egoísta de nuestra parte eso de decir cada vez "vamos, arriba", eso es cosa de el, solo hay q estar ahí cuando decida levantarse....

Por el momento, hey Janus, ya te invitaría yo a una buena borrachera en mi tierra... pero a una de esas q hacen pa'l campo, con cordero asado y empanadas, y hartas chinas bailando y haciéndose las cocorocas!