viernes, 19 de septiembre de 2008

Chisme de oficina

Para quien pedía drama en mi vida, aquí lo tiene. ¿Por qué cuando mi vida parece tomar tintes normales resulta que no era así?*

Por fin las cosas en la oficina reventaron: Gerente y Coordinadora se enfrentaron por culpa de L., sí, ella es con la que me estoy revolcando y de la que creo sentir algo. Para entender el problema se requiere un poco de antecedentes: Resulta que el gerente tiene un crush con L. y la lleva de dama de compañía a toda junta o visita a la que tiene que ir razón por la cual casi no están en la oficina. El día de hoy la coordinadora le reclamo eso al gerente, preguntandole que se trae con L. a lo que él respondió que tienen una relación.



Así es, no se que pensar y mucho menos que hacer. Me acaba de caer el veinte y tengo mucho que pensar. ¿A quién le debo creer? Si es cierto lo que L. me dice entonces debo estar tranquilo pero si el gerente es quien dice la verdad entonces ¿dónde quedo yo? Olvidemos por un momento el lado emocional, ¿dónde quedo yo en el resto de lados donde también estoy involucrado como lo es la salud?

Quiero creerle a L., ahora más que nunca necesito confiar en que lo que me dice es cierto pero tampoco puedo quedarme así. Por el momento lo más sensato es ir y hacerme un análisis sanguíneo en lo que puedo escuchar su versión y terminar con este chisme de una buena vez.

*Creo que esto ya me lo había preguntado antes…

3 comentarios:

Desde acá dijo...

La verdad es que a veces desconfiar es inevitable, inevitable. No te culpes por haberlo hecho, ¿qué le pasa a tu gerente?, sexo-vida-trabajo. Todo que como un largo ciclo sin fin.
Saludos, desde acá

Janus dijo...

Desde allá: Ciertamente desconfiar está en nuestra naturaleza. Es imposible confiar al 100% pero ni modo de ir por la vida sin intentar nada... maldita sea!

Chochi dijo...

Independientemente de si L. (¿Laura?) ande o no con el gerente, no creo que una mujer que se preste para ser "dama de compañía" del gerente (quizá porque es un puesto algo o no sé porqué) no creo que sea una persona muy confiable . . .