martes, 23 de septiembre de 2008

¡Maldita sea!

Por alguna razón siento que voy a estrellar mi corazón contra una pared por segunda vez en el año, nuevo record considerando que este proceso tardó en repetirse poco más de cinco años. Debo pisar el freno y retrasar el proceso, de no ser así acabaré peor que la última vez. Se suponía que ésta no me importaba y ahora resulta que siento eso a lo que llaman celos, lo cual no me pasó con ninguna de las anteriores y creo que por eso me bajaron a la última. Oficialmente estoy en terreno desconocido y no quiero perderme, no tengo el tiempo ni la energía para perderlo en eso.

6 comentarios:

cabrón insensible dijo...

pos si lo que necesitas es consejo, con tan poco detalle está cabrón, y no es que sea entrometido pero pos ni idea de tu situación, lo único que sí te puedo decir, es que los celos no llevan a ningún lado.

Desde acá dijo...

Querido Janus:

Los malditos celos así son, y es verdad, no llevan a nada, pero ahí están y es muy difícil sacarlos de donde quieren estar. Díselo, es la única manera. El amor llega de maneras inesperadas, a veces nos salva y a veces nos condena. Tal vez por eso todos se encuentran tan obsesionados con la idea.
Habla con ella, si es verdad, pues deberás tomar una decisión porque a veces no importa, y lo que se dice que podemos hacer, a veces no podemos y ya. Pregunta...es lo mejor.

LaReina dijo...

Yo creo que a estas alturas ya es tarde para frenar, mejor piensa de que lado quieres caer.

Chochi dijo...

Hay veces que aunque metas el freno, el freno de mano y frenes con motor, darse un soberano putazo es algo inevitable. Ahora, que de meterse un putazo intentando frenar a meterse un putazo sin frenar, creo que existe una gran diferencia ... Saludos.

Roberto dijo...

sss eso de los celos es horrible, hacen que no disfrutes tu vida chido

Janus dijo...

Cabrón: Ya no se si necesito consejo o una buena madriza.

Desde allá: Te hice caso y le dije que me sentía celoso. Confesó que le gusta provocarmelos porque siente que le intereso. ¡Ya no quiero sentirlos!

Reina: Creo que ahora quiero caer de cabeza para ver si así ya aprendo.

Chochi: Definitivamente es mejor darse un madrazo frenando, el problema es que de todas formas acabaré echo mil pedazos que para el caso es lo mismo.

Roberto: Y yo que me consideraba no-celoso...