sábado, 15 de marzo de 2008

Sueños y otras nimiedades

La noche del jueves platicaba con el más cercano de mis amigos, en lugar de dormir para poder levantarme a tiempo al día siguiente, sobre cómo es que nuestras vidas dieron un cambio brusco en los últimos tres años; cambio que nos ha obligado a tomar medidas sobre la marcha. Dentro de esta conversación coincidimos en que hemos hecho las cosas de la mejor manera posible tomando en cuenta nuestras circunstancias tan limitantes y la premura de actuar para resolver los problemas que iban surgiendo, o por lo menos hacer que las cosas empeoraran más lento, pero como parte del proceso tuvimos que enterrar nuestros sueños para poder aceptar de la mejor forma nuestras nuevas condiciones de vida.

En mi caso particular, a lo largo de estos años, he ido matando mis sueños uno a uno. Para el 2007 ya sólo tenía tres: reproducirme algún día, terminar mis estudios un semestre antes de lo planeado para por fin ser libre de que mis conocimientos sean evaluados por un tipo que no sabe nada de verdadera importancia y huir de mi casa antes de cumplir los veintitres años de residencia fuera del útero de mi madre. El primero de ellos fue enterrado en el transcurso del año pasado debido a mi temor de heredar a mi descendencia los genes que según yo me hacen infeliz ya que si algo no podría soportar sería la carga de saber que traje al mundo a otro infeliz. Con esto no quiero decir que me niego a tener hijos algún día, se que probablemente pase pero digamos que no será algo que estaré buscando como meta. El número dos terminó siendo asesinado por el destino, el cual decidió darme una patada y forzarme a buscar un empleo. Ésto finalmente no ha sido tan malo, tengo un trabajo bastante decente que me ha permitido mantenerme a flote pero a pesar de ello no deja de ser desmotivante que además de no poder terminar en el corto plazo con esa obligacion escolar que tanto me amarga ahora resulta que estoy condenado a por lo menos aumentarle seis meses más de sufrimiento escolar a mi vida. Para este 2008 el único sueño que sobrevive es el tercero de los listados anteriormente. El problema con él es que actualmente no veo para cuando poder salirme de aquí y para ponerle más intensidad al asunto mi casa me está asfixiando lo que hace que me aferre a este sueño moribundo con tal de tener algo por qué luchar.

Mi conversación del jueves terminó con la conclusión de que en gran medida somos infelices, y en mi caso me siento vacio, porque carecemos de sueños que nos permitan creer que la felicidad está a nuestro alcance. Desde esa noche le he estado dando vueltas a la pregunta "¿Por qué no tengo un sueño de verdad?" Salir de mi casa ha dejado de ser un sueño puro para convertirse en una necesidad de salud mental, no evitará que me vuelva más extraño pero si lo haré a un ritmo más lento, por lo cual no tengo ese algo que todos requerimos para levantarnos cada mañana. ¿Cómo se consigue un sueño? ¿Donde puedo comprar uno? ¿Alguien querrá prestarme un sueño que no utilice? No se que es lo que quiero de mi vida pero si se que quiero tener un sueño que me permita fantasear con ser feliz algún día.

2 comentarios:

Violet Veela dijo...

Pues en mi caso, sucede lo contrario. Tengo tantos sueños que mi principal miedo radica en no poder cumplirlos y ser una frustrada de por vida. Ultimamente tengo un sueño que no depende de mi, sino de un tercero que de plano no quiere cumplirlo.
Arreglo perfecto: te presto mis sueños pero van con todo y frustraciones. Créeme resulta peor.

Anónimo dijo...

Por lo menos ahora se que no soy el unico infeliz por el mismo problema...
Hace ya como 2 años que siento que me falta algo, pero no llegaba a darme cuenta de que no tenia un sueño, y hoy me lo pregunte, ¿que quiero? estoy aca en la compu.. aburrido, como todos los dias, no busco un amor, no busco tener dinero, no busco tener hijos, no tengo el sentimiento de querer algo y no se que hacer.
Me meto a buscar en google los sueños de otros a ver si me puedo copiar de alguno, pero igual era algo absurdo eso... y me encuentro este blog, resulta q hay otra persona como yo.
No t puedo ayudar pero solo keria comentar eso, porque viste q a veces es bueno saber q no sos el único...
Lo que me incha un poco las bolas son los comentarios de los cristianos tratando de cumplir su mision divina, parece q es la unica salida xD pero no pienso intentar convertirme porque soy agnostico, por lo q tampoco tengo un dios q me llene...

creo que t saque todo el espacio de comentarios xD
Espero que encontremos nuestros sueños algun dia!!
Chau