martes, 6 de mayo de 2008

Lo que pudo cambiar el presente*

Hoy me siento nostálgico por aquello que pudo ser y que no fue... Mi vida está llena de esos detalles: pude ser normal pero en alguna parte de mi crecimiento terminé por no serlo... pudimos estar juntos por años pero huiste y te deje correr... pude resolver ese "problema" pero mis valores me lo impidieron... pude salir de aquí a tiempo pero el destino me jugó chueco... pudimos tenerlo todo pero sin darme cuenta te pedí algo que no podías ser...

Poner tus esperanzas en alguien o algo es una apuesta demasiado riesgosa, aunque la ganancia sea demasiado atractiva nunca es lo suficientemente duradera para que compense la posible pérdida. He tratado de esperanzarme lo menos posible pero hay ocasiones en que sucede sin que me percate de ello y cuando busco salir es demasiado tarde. Mi lado aún humano sigue esperanzado con un futuro mejor pero a veces el destino se esfuerza por regresarme a mi triste realidad. Quiero creer que si me esfuerzo por algo eventualmente tendré una recompensa que compense todos estos momentos de fracaso pero en días como hoy sólo quiero ensimismarme y dejar que el mundo se joda por su cuenta.

*Supuestamente postearía sobre otro de mis traumas del viaje pero por cuestiones anímicas mi "enfrentamiento con el futuro" tendrá que esperar para salir de mi sistema.

2 comentarios:

rmossh dijo...

Parece extraño que el pasado y el futuro sean tan cercanos. El presente es ese tiempo que tenemos para reflexionar sobre lo que hacemos en uno y otro, pero nunca lo vemos como una posibilidad de vivir en él. En fin yo sitúo la fuente de todos mis problemas en un punto muy específico cinco años atrás, una decisión que pudo haber cambiado muchas cosas. Lo único que queda por hacer es seguir aguantando en el presente, una especie de administración de los recursos que nos quedan.

Violet Veela dijo...

La esperanza muere al último...