domingo, 20 de abril de 2008

Bendito alcohol


"Para vivir esta vida hay que estar loco o pedo. Yo casí siempre ando loco, pero ahora me quería ganar la cordura y no la deje"*

Anoche llené mi sistema de suficiente alcohol que terminé la velada con vómito en mis zapatos. Lo que quiero expresar el día de hoy es lo benéfico que puede ser ponerse una borrachera con los amigos cuando todo parece estar mal. Uno olvida sus problemas durante el periodo de tiempo en el que consume esos tragos coquetos y dice estupideces hasta que el alcohol comienza a regresar por el mismo lugar por el que entró, cosa nada agradable sobretodo cuando lo haces justo donde estás sentado sin siquiera hacer el intento de llegar al sanitario aunque esto tampoco es un problema para el "vomitón" ya que no está en condiciones de responder por sus actos y es otro el que tiene que limpiar.

Dentro de la lista de consecuencias que trae el consumo de alcohol deberían agregar "puede provocar un nivel adictivo de tranquilidad temporal que se puede obtener nuevamente con otra dosis de igual o mayor tamaño que la anterior". Me siento muy tranquilo, no he olvidado las cosas que tengo pendientes por resolver pero por el momento no me causan ningún conflicto o frustración. No se si se deba a que ayer me desetresé o a que sufró los estragos de la cruda, la cual puede ser un gran desmotivante para emborracharse pero finalmente nadie se acuerda de las crudas que tuvo cuando empieza a tomar de nuevo así que para qué pierdo mi tiempo filosofando al respecto.

Tras todo esto me indigna saber que quieren subir la edad mínima para consumir alcohol de 18 a 21 años para que el número de alcohólicos en potencia disminuya. ¿Qué se creen estos sujetos para querer limitar el número de beneficiados por el alcohol? La falta de alcohol es la causa de que existan tantos jovenes desorientados y tristes (conste que no dije emos), si se les diera una dosis de alcohol regularmente esos muchachos no pasarían por semejantes traumas y tal vez todos seríamos compañeros de juerga. Basado en esto propongo que cuando salgamos a conbeber, le ofrezcamos un trago a cada adolescente con problemas que se cruce por nuestro camino, esta generación nos lo agradecerá.

* Cita tomada y modificada de "Arráncame la vida" de Angeles Mastretta.

4 comentarios:

Violet Veela dijo...

Bendito alcohol...por desgracia sus efectos son de alcance limitado.
Debería probar algunas otras drogas pero no quiero terminar peor de lo que empecé. Si eso es posible.

DDC dijo...

Amén hermano,,,, Amén

Darinte Luna dijo...

Mmm nunca he estado borracha, debería de considerarlo...

Janus dijo...

Violet: Tristemente limitado, pero siempre al alcance de tu mano. Otras drogas... la vida es corta y puede que te lleves una sorpresa.

DDC: Palabra del señor

Darinte: Es tu derecho y obligación considerar el alcohol como fuente de relajación. No se como has sobrevivido tantos años sin él.