sábado, 2 de agosto de 2008

Chale

Me encuentro muy molesto. Vengo llegando de una borrachera frustrada por unos pseudoasaltantes que se espantan con el cuento de "está teniendo un infarto". Por cuestiones azarosas la ubicación física donde me encontraba me favoreció para esconder mis celulares, uno propio y uno de la empresa, junto con mi cartera sentandome en ellos aprovechando el momento en que le quitaban su cartera a mi amigo por lo cual yo únicamente perdí 150 pesos que entregué para no verme forzado a entregar más. La situación parecía una mala broma donde el sujeto vestido con camiseta de las chivas, las cuales acababan de perder con los Tecos minutos atrás, que amenazó a mi amigo con un lindo cuchillo le pide que le entregue todo lo que trae, mi amigo rie creyendo que es juego hasta que se percata de que todo el mundo está siendo atracado. La cosa comenzaba a tornarse sería cuando quisieron cerrar las puertas del lugar, un local de alrededor de 2 metros de fachada por unos 10 de fondo. Tras crear el cuento del infarto, uno de los sabios propietarios decide que su vida no vale lo suficiente y se lanza sobre los asaltantes quienes sacan de la chistera una pistola, cortan cartucho frente a mi amigo y amenazan con disparar. Seguramente la pistola era de plástico pero como no era momento para andar suponiendo abrazo a mi amiga para evitar que le vaya a tocar una dosis de plomo. Finalmente los maleantes huyen y el inteligente dueño monta la siguiente patrulla que pasa por el rumbo para ir de cacería. Afortunadamente yo sólo perdí la suma ya mencionada, la cual equivale al doble de lo que llevaba consumido, pero si sumamos el precio de la experiencia creo que salí debiendo.

5 comentarios:

Violet Veela dijo...

Chale, en verdad. Eso de que te quiten el placer de beber no está bueno. Eres todo un caballero ¿eh?: "pero como no era momento para andar suponiendo abrazo a mi amiga para evitar que le vaya a tocar una dosis de plomo".

Janus dijo...

Jajaja ¿caballero yo? Creo que en la madrugada cuando escribí eso no transmití bien lo que en verdad quería decir. Mi intención era decir que el que quería recibir el balazo era yo, no que se desperdiciara en ella. Sería una bonita anecdota si sobrevives. En fín, espero haber aclarado ese punto.

Cabrón Insensible dijo...

jaja puta madre, lo que me espera...

LaReina dijo...

Si, que caballero, la verdad

Ahi es donde te das cuenta de a pesar de cuanto reniegues, eres buena persona!

aja, que tal.

Bueno, tomaste algo, tuviste funcion, fuiste heroe, no te fue tan mal.

Janus dijo...

Me niego a creerme eso de ser buena persona. La gente buena no se divierte y ya de por si mi vida es bastante aburrida.