jueves, 4 de marzo de 2010

Enviados

He andado un poco nostálgico tras un leve debate que sostuve con Shikamaru sobre el número de correos electrónicos que guardamos en nuestras bandejas de entrada, lo que me llevó a hacer una investigación de campo. Le comenté que desde hace un tiempo decidí eliminar todo correo inservible o de contenido emocional negativo; además de no mantener más de 100 correos, al alcanzar ese nivel comienzo la depuración nuevamente.


Entre los correos eliminados están aquellos de años atrás donde M1 y yo conversábamos por horas, más que correos parecían tratados, así como aquellos que M2 me había enviado y cuya lectura me provocaba un vacío en el estómago. Está de más decir que los correos del caralibro, chistes, pornografía y demás no pasan más de un par de horas en mi bandeja.


Lo que no consideré es que hace ya muchos años habilité en hotmail la opción de guardar los mensajes enviados. Estoy revisando la bandeja de enviados y encontré que el correo más viejo que tengo data del 14 de octubre de 2006, es una tarea que le envié a mi en ese entonces todavía soltero amigo y compañero de carrera, justo en la época donde mi desgano estudiantil comenzaba a agudizarse y antes de que la debacle económica afectara a mi familia. Qué rápido pasan los años.


Dentro los correos que he encontrado están varias tareas acompañadas de una foto de alguna mujer desagradable, tradición que empecé para hacer enojar a mis amigos cuando recibían mi parte de la tarea. Junto a estos están las respuestas que le di a algunos de los correos de M1 y M2 que mencioné anteriormente, tengo una oportunidad más para atesorar sus palabras y cortarme las venas como tanto me gusta…


Bajo el mismo supuesto usado con la bandeja de entrada, debería borrar los 487 correos de la bandeja de salida pero antes de hacerlo quiero darle una revisada a detalle a varios de ellos. Se me hacen pocos correos para cerca de 4 años de historia pero tal vez se deba a que no acostumbro mandar tantos correos y seguramente he borrado algunos. No prometo eliminarlos todos porque ya se que mi fanatismo por la autoflagelación me orillará a conservar aquellos que me hagan sentir algo pero trataré de que sean los menos posibles.



(No vuelvo a redactar un post en word para luego copiarlo en el blog... siempre es un problema quitarle el código)

2 comentarios:

NTQVCA dijo...

¡Chales! somos iguales en ese sentido, pero ¿sabes qué? no borres los de tus M´s, uno se autoflajela, pero también son cosas bonitas que en su momento disfrutaste, que eso no te impida vivir nuevas, claro esta.

PHERRO dijo...

Ando persiguiendo a NTQVCA.
Como varios de mis contactos se conocen entre si, en ocasiones tengo dos, tres o más veces repetido el mismo correo; cuando son cadenas, los mando directito a la chingada.
¡Ah, si! Como te iba diciendo, los chochos puedes conseguirlos en cualquier farmacia homeopática. Pero mejor haz lo mismo que las monjitas: ponle más huevos al rompope.