domingo, 21 de marzo de 2010

Como han pasado los años...

Ayer me puse a reflexionar sobre como han pasado los años y las personas que se han mantenido en mi vida. Todo gracias a dos eventos que tuvieron lugar a lo largo del día.

El primero de ellos fue el cumpleaños de un amigo a quien conozco desde preprimaria. En mi tradicional mensaje de felicitación le hice notar que hace 19 años nuestros caminos se cruzaron por primera vez, hace 6 que nos reencontramos en la universidad y 1 donde me integré a su grupo de amistades para salir cada semana desde su cumpleaños anterior. Me llama la atención como han cambiado las cosas con él: al principio fue el bully que me hacia llorar, al crecer dejó de molestarme y a tratarme normal, nos perdimos la pista al salir de secundaria hasta que entró a la misma universidad que yo.

El segundo evento fue la visita de algunos de mis amigos de la preparatoria para jugar poker. En general a todos ellos los conozco hace casi 9 años y estoy consciente de que de ese grupo saldrán las pocas amistades que tendré cuando mi pelo se haya caído por completo. Las cosas con ellos no han cambiado mucho, aunque el grupo ha ido perdiendo elementos con el paso de los años ya sea porque alguno se casó, uno no soportó que me metiera con el amor de su vida (ja) u otro creyera que era demasiado cool para pertenecer a nuestro grupo los importantes seguimos juntos.

También ahí está M1, quien fue el amor de mi vida hace 8 años y que a pesar de la distancia que ha habido entre nosotros por largos periodos sigue estando en mi vida. Las cosas con ella son tan extrañas que no podría dar un detalle representativo de lo que ha sido ella en mi vida, sólo se que ahí está y ahí estará por mucho tiempo más. No se si eso sea bueno o malo.

En estos años también ha habido personas que aunque su aparición fue momentanea me dejaron algo que aún recuerdo y que difícilmente olvidaré: ... (aquí había comenzado una lista de las distintas personas que formaron parte importante de mi vida en algún momento pero decidí omitirla).

Y aunque este post tiene toda la facha de ser algo nostálgico por primera vez debo decirles que se equivocan. Estoy de muy buen humor y mi intensión sólo era filosofar al respecto y dejar constancia de que al menos hay algo estable en mi vida: mis amigos.

Ahora, vayamos a patear algunos gatitos para recuperar la masculinidad perdida tras esta cursileria.

6 comentarios:

PHERRO dijo...

¡Qué chido!
Y se nota el ánimo al leer.
Claro, no te voy a negar que esperaba aparecieran las palabras depre.
Ojala te dure varios días el buen humor, a pesar de los pesares.
Sale pues, luego te leo.

NTQVCA dijo...

Ay no! no patees gatitos!, los hombres sensibles, que aprecian los acontecimientos en su vida y a la gente que ha influido en su alrededor, esos son los hombres-hombres que nos gustan a las mujeres.

Elza Poet dijo...

Y justo los amigos y las parejas son relaciones basadas en la propia voluntad, que bueno que has escogido gente que te pone contento

Violet Veela dijo...

OMFG, por favor ¡recupera la masculinidad perdida!

Janus dijo...

Pherro: Temo decirte que no duró pero un día sin depresión es ganancia.

NTQVCA: Me sonrojas... ahora, sólo por aclarar: ¿eso fue alguna clase de insinuación?

Elza: Efectivamente, los amigos son la familia que uno escoge.

Violet: A ver, a ver, a ver. Te dignas a venir aquí una vez cada seis meses y sólo vienes a ofender... mejor ni te aparezcas si sólo vas a leer el único post feliz del año. Pos esta...

PHERRO dijo...

Mi buen valedor, Janus.
Escribe el final que imaginaste para mi relato, eso de psicópata/misántropo se oye muy enfermo, pero me da harta curiosidad.
Sale pues, nos leemos.