martes, 30 de octubre de 2012

Cumpleaños Feliz

¿Hace un año quién iba a pensar que la vida me cambiaría tanto en tan poco tiempo?

En mi cumpleaños número 25 estaba sin empleo, pasando una crisis no sólo económica sino también personal, no había nada que celebrar. Había perdido en gran parte a uno de mis mejores amigos por una mala decisión de negocios y no tenía ingreso fijo que me ayudara a salir del agujero. 365 días después tengo un empleo donde tengo futuro como empleado aunque no pagan tan bien y estoy esperando un hijo con la mujer que más ha marcado mi vida, después de mi madre, claro.

Por primera vez en mucho tiempo puedo decir que conozco la felicidad. Contrario a lo que cualquier podría pensar, el hecho de que A. esté embarazada me tiene muy contento. Puedo decir que estoy emocionado por todo lo que se viene y no puedo esperar a que muchas de esas cosas se materialicen. Mi proyecto de vida es completamente distinto al que mi mente adolescente (sí, adolescente a mis 26 años) pudo haber ideado, pero qué más da si durante los últimos 10 años me la he pasado ajustando los planes de acuerdo a como las cosas iban pasando.

A veces me pongo a reflexionar sobre lo mucho que me voy a perder por entrar en la dinámica de formar una familia. Ya no podré viajar a Alemania a ponerme hasta la madre en el Oktoberfest junto con mi mejor amigo, tampoco tendré mi depa de soltero ni ser un playboy que se revuelque con cuanta señorita se deje (cosa que no sucedía ni cuando estaba soltero pero déjenme soñar) y ya no puedo dejar mi empleo por capricho como lo hice el año pasado, sólo por mencionar algunas de las cosas que salieron de mi lista de pendientes.

Aun así me encuentro feliz por las cosas que si tendré y que compartiré con alguien como A., quien por cierto fue la que alegró mi día con su regalo y permitiéndome pasar gran parte de la noche con ella.

Hoy que cumplo 26 años puedo decir que soy feliz y no voy a dejar que nadie me lo arruine, al menos no tan pronto.

3 comentarios:

Manuel dijo...

Felicidades!

Chochi dijo...

Felicidades, mi querido Janus. La verdad es que cuando empecé a leer tu blog hace cuatro años jamás pensé que nos iban a tocar crónicas felices y de padre de familiar. Va a ser interesante el giro que va a tener el blog. ¡Saludos, mano!

Aracely Ramírez dijo...

Espero que la crónica de tu próximo cumpleaños sea aún mejor que la de hoy.

Que seas muy feliz siempre, Janus. Te lo mereces (ACÉPTALO!).

Ele y Juan Pa
sailing-nena.blogspot.com