jueves, 13 de octubre de 2011

No lo pienses

Cuando las cosas pasan rápido, osea cuando me sorprende, no me dan la oportunidad de sobreanalizar nada y cuando me doy cuenta, osea cuando mi cerebro se enciende, ya estoy metido en la situación de la que hablemos. Como ejemplo esta esa vez cuando me agarraron en un centro comercial y caí en un fraude de tarjeta de crédito, todo porque iba pensando en que tenía que ir al banco y luego pasar a comprar sepalachingadaqué. O esa otra vez que ya relaté en este blog cuando L. me dijo que me quitara el condón y ahí voy a hacerle caso. No vayamos tan lejos, todo lo que está pasando con M. es clara muestra de que cuando las cosas llegan y me golpean termino metiéndome en más problemas yo solo.

Me puse a pensar en esto ayer mientras esperaba entrar a una entrevista de trabajo a la cual llegué 50 minutos antes por previsor. Ya saben como es eso de andar moviéndose en metro por la ciudad y que todo salga mal, así pero me pasó al revés y todo salió mejor. La llamada para darme la cita me tomó desprevenido, estaba en el hospital visitando a una prima recién operada. No lo pensé, tomé los datos y cuando me dí cuenta ya andaba yo en Polanco a las 8:10 a.m. esperando mi cita de las 9.

Mismo caso sucedió hoy al asistir a otra entrevista para la cual de entrada no apliqué. Me llamaron cuando regresé de la primera y decidí ir sólo por no dejar, ya que la vacante era para un puesto temporal. También llegué temprano, esta vez hora y media. Soy un fracaso pronosticando mis tiempos de viaje. Fue buena idea no rechazar la oferta antes de asistir a la entrevista pues resulta que la vacante ya es definitiva y doy el perfil para el puesto además de que la oferta supera lo que yo andaba buscando como mínimo.

Ahora, todo lo anterior para llegar a la conclusión de que no pensar es justo lo que necesito en tiempos como este porque cuando empiezo a hacerlo recuerdo que no quiero volver a ser oficinista para morir lentamente bajo una lámpara fluorescente y que esto de ser el único sostén de una familia que para empezar ya no debería vivir junta me va a conflictuar pronto... la propuesta de irme a Paraguay a probar suerte suena tentadora una vez que la vemos desde esta perspectiva.

Llegó la hora de volver a apagar el cerebro antes de borrar este post y convertirlo en larga queja sobre lo fracasado que me hace sentir el tener que volver a buscar empleo a 6 meses de haber dejado el anterior por más que la gente que estimo me diga que fue muy valiente el haberme lanzado a emprender como lo hice a pesar de los resultados.

Pensar es malo para la salud.

9 comentarios:

Dandelion dijo...

Voy a enmarcar tu frase y la voy a pegar frente a mi escritorio.

"Pensar es malo para la salud. Janus 2011"

Manuel dijo...

Me gusta cuando actúas irracionalmente. Te da un no sé qué que qué se yo...

Por eso te digo, partir pa'l sur es la opción. En general partir, salvo que te dirijas hacia Irak.

RoS dijo...

También está buena para el baño, digo, con eso de que ahí también se da lo de ponerse una a pensar.

Janus dijo...

Dandelion: Esa frase es viejísima, de antes del 2011. De hecho está en la cabecera del blog. Me dará gusto que en verdad la pongas en tu escritorio y me mandes una foto :)

Manuel: ¿Cómo el día que me aparecí en tu casa en medio de la fiesta donde no conocía a nadie?
Partir al sur es una apuesta riesgosa... espera, ya estoy empezando a pensar.

Ros: Si quieres evitar pasar más tiempo del necesario en el baño y así evitar pensar haz lo que yo, aguántate lo más que puedas para que cuando vayas en verdad sea porque tienes que ir y no tengas que esforzarte nada por terminar el proceso.

la mis dijo...

eso del baño... que risa, aplicas la de "pisa y corre" jajajaja genial.

SpIcE dijo...

y si no quieres ser oficinista entonces que quieres ser???

Nena dijo...

Janus... dejas el mundo del desempleo? Felicidades!

Ele y Juan Pa
http://sailing-nena.blogspot.com/

PD.- Es bueno ser "arrebatado" de vez en cuando.

Danny dijo...

Una palabra:

SINERGIA!

No sé que sea exactamente, pero creo que es algo bueno como un dios o algo así, mi maestro de "Liderazgo y visión empresarial" la menciona mucho en clase.

Janus dijo...

La mis: Es mejor a perder media hora pensando pendejadas con riesgo a provocarte una hemorroide.

Spice: Empresario del internet, comerciante en el internet, apostador por internet... no lo sé con certeza pero lo que si sé es que no quiero pasar mi vida dentro de una oficina, al menos no en un empleo tradicional.

Nena: No cantemos victoria aun. Estoy apenas en el proceso de las entrevistas y los exámenes psicométricos (siempre me asusta que descubran lo dañado que estoy). Cuando vuelva a la "carrera de la rata" se los haré saber por este medio.
PD. De vez en cuando y depende en qué situaciones, según yo no es buena idea cuando tu dinero, salud o integridad física están en riesgo.

Danny: Sinergia es de esas palabras que la gente sin importancia cree que los harán sonar importantes. Mi profesor de Recursos Humanos y otra matería igual de inútil también la repetía mucho y deja te digo que no me ha servido más que para identificar a los papanatas dentro de un grupo.