domingo, 16 de octubre de 2011

La culpa es de mamá

Cené con mi madre el día de hoy, o mejor dicho ayer. Como casi siempre le conté mi día y ella me contó el suyo, que consistió en ir a comer con una de sus amigas de aquellos lejanos años donde trabajaba y yo todavía no figuraba en este mundo... qué bellos días eran esos. Le pedí que me diera más referencias sobre la citada amiga ya que no la recordaba y fue cuando me empezó a contar detalles específicos de esa época que me llevaron a una conclusión importante. A continuación reproduzco el fragmento final de la conversación:

Mamá: Dina era muy rara, casi no le hablaba a nadie. Ahora que lo pienso todas mis amigas eran bien raras: Dina, Lety, Yola...
Janus: Ahora todo está claro. ¡Tu eres la culpable de que me gusten viejas tan raras!
Mamá: ¿Tu crees? Puede que sí.

Por lo que veo esa atracción que tengo por mujeres raras debió haber nacido al estar expuesto a mujeres así mientras mi madre estaba embarazada de mi, una vez fuera del vientre materno yo sólo me encargué de llevarlo unos cuantos niveles más lejos. Qué bueno que platiqué con mi madre al respecto, me ahorré miles de pesos en psicólogos para que me dijeran lo que descubrí hoy: la culpa es completamente de mamá. Ahora sólo me falta conseguir una receta de antidepresivos y me habré ahorrado la consulta completa.

5 comentarios:

Dandelion dijo...

¡Jajajajajaja!

Lidocaína dijo...

jajajajjaja te pasas ajaja

la mis dijo...

es más fácil culpar a los demás, y mejor a mamá: ella asumiría con gusto todos nuestros pesares.

SpIcE dijo...

espero que sea sarcasmo....

Nena dijo...

Ora resulta.

Ele y Juan Pa
http://sailing-nena.blogspot.com/