martes, 20 de septiembre de 2011

Reencuentro

Después de muchos años, casi los mismos desde que me convertí en el hereje católico que soy ahora, volví a poner un pié en la Basílica de Guadalupe para reencontrarme con la Virgencita. Decidido a retomar el camino del Señor, visité la casa de nuestra santísima madre para pedirle que me acepte de nuevo en su rebaño y me permita vivir como cualquier fanático religioso miembro de su club de fans: ciego a mi individualidad y feliz porque al sufrir en la tierra me estoy ganando mi lugar en el cielo.

Un cuento parecido estuvo a punto de tragarse E., mi amigo galan de balneario, cuando recibió eso como respuesta a la pregunta dónde andas. Me sorprende que tras tantos años de conocerme todavía no reconozca completamente cuando estoy haciendo burla de algo. Aunque bueno, era verdad que me encontraba en la Basílica pero no era esa la razón de mi visita.

M. aterrizó la madrugada del viernes. Ayer, en un evento fuera de mi agenda (la cual sólo incluía buscar un empleo oficinista y administrar mi negocio internetero), me marcó para decirme que andaría en el centro y ver si no quería acompañarlas a ella y su amiga a turistear. Así es como después de subir al mirador de la Torre Latinoamericana, pasar por Bellas Artes y el Templo Mayor, terminé en el cerro del Tepeyac renovando mi fe.

Han pasado casi siete años desde la última vez que la ví y ella sigue idéntica, incluso huele como en ese entonces lo cual me trajo bastantes recuerdos de esa época donde el cabello me llegaba por abajo del hombro, tan rebelde yo. M. continua con ese sentido del humor raro y platicar como si nos hubieramos visto la semana pasada fue algo muy agradable. También fue divertido ver como se sintió aludida cuando tras burlarse de que aun uso el mismo celular de aquellos años le dije que no se burlara de la que es la relación más larga y estable que he tenido. Punto para mi.

Durante el viaje me dieron algunas lecciones de guaraní, me platicaron qué es lo que hacen pero debo confesar que no les entendí muy bien, no porque la actividad que realicen sea complicada sino porque me fue imposible entener el acento paraguayo (a veces parece que mastican las palabras). Por la noche, ya rumbo a casa una vez que las dejé en donde se están quedando, me empecé a reir de cómo M. y su servidor fracasamos en ese intento de relación por ser un par de escuincles, ay juventud tan inocente.

Ahora se supone que las acompañaré a Teotihuacán a reencontrarme con los dioses aztecas aunque todo depende del día que elijan para ir. Por el momento me pondré al día con mi agenda ya que ayer no hice nada de lo que estaba planeado incluida mi siesta reparadora, mi abuela dice que me veo tan jodido que hasta triste me veo.

11 comentarios:

NTQVCA dijo...

Por favor!
Por favor!



besala al menos!

Danny dijo...

Por favor!
Por favor!


Acuéstate con ella al menos!


Y cada día que pasas con ella te vuelves más mexicano...

Una vez tuve un celular que me duró cerca de cinco años, pero como todas las relaciones humanas, un buen día decidió mandarme a la chingada y tan tan, fin de la historia.

¿Podrías reconsiderar la sugerencia del macho man?

NTQVCA dijo...

Ja ja!

Apoyo la petición de Danny!

Janus dijo...

Me lo dicen como si no lo hubiera pensado antes pero como bien saben esas cosas las decide el destino así que ahí les platico luego.

Danny: Mi celular tiene más de siete años conmigo y ha aguantado un maltrado que ni la más enferma de las relaciones hubiera tolerado. Creo que por eso estará a mi lado siempre... y si no lo hace ¡juro que me suicido! Espera, creo que exageré un poco.

¿Cuál sugerencia del macho man?

rainman dijo...

Si se trata de destino: Presentation a tu amiga o a su amiga... jaja ¿Están guapas? Diles que yo sí tengo un celular nuevecito jojo

Miss Dandelion dijo...

Yo sólo tengo 2 palabras para ti: Bloqueador solar.

jajajaja!

Deephardy dijo...

Y ni siquiera me has dado tiempo de comentar en los post anteriores. Al parecer están pasando cosas, que sin importar que tan buenas o malas sean, al menos están pasando.

Ahora,en específico con esta entrada: ¿Sabes que tiene uno en demasía cuando anda de turista en un país?
Exacto, ¡ganas de coger!
Y ya que son dos, quien quita que te toque la suerte...

Suerte con eso. Saludos.

Nena dijo...

Pues si vas a darle rienda suelta a tus instintos animales, no te olvides del gorrito... no vaya a ser...

Qué chido Janus, me gusta leerte animado.

Besos!

Ele y Juan Pa
http://sailing-nena.blogspot.com/

la mis dijo...

Por favor!
Por favor!

Atrácatela, échatela, apúntatela!

Total, que va de paso y hasta el sexo tiene caducidad!

SpIcE dijo...

nombre te la bañaste!!!
después de tantos comentarios alentadores no fuiste capaz de comprar un condón de simi al menos!!!!

Janus dijo...

Janus: Pues ambas están dables pero nel, no se las presento a nadie aunque tengan dos celulares.

Miss Dandelion: No te hice casi y me fue de la chingada con el sol.

Deephardy: Pues no tengo toda la vida para esperarte. Y creo que tenías razón en lo que tiene un turista jaja.

Nena: Jaja no te hice caso y olvidé cargar con condones. Digo, aunque yo no tengo problema en no usarlos.

La mis: Eso intentaré.

Spice: ¿Sabes qué es lo peor? Que tengo en el cajón.