viernes, 24 de junio de 2011

Endorfinas

Hoy no hay quejas, aunque debería haberlas. Un par de besitos con M3 son suficientes para hacerme olvidar que muy probablemente sólo le caigo bien y que si no me rechaza es porque no le desagrado y nada más. Esperemos a mañana cuando el efecto pase y el sobreanálisis me diga que pierdo mi tiempo. Aún así creo que terminaré decidiendo que lo quiero perder ahí, no es como que fuera a usarlo en algo más productivo.

Después de leer lo anterior me doy cuenta de que estoy en un estado de enamoramiento quinceañero que probablemente ni cuando tenía 15 años viví. Increible que un par de besos sin malicia me tengan así. Espero el estado quinceañera enamorada no se pase a otros aspectos.

6 comentarios:

VioletVeela dijo...

Te falta agresividad. Mucha y rápido.

Manuel dijo...

@Janus Le digo señor Janus, endorfinas...

@VioletVeela Nada nada, deja al muchacho vivir su segunda pubertad Violet.

Miss Dandelion dijo...

Enjoy!
Es lo mejor que se puede hacer.
Romperse la cabeza, analizar y buscarle 3 pies al gato lo hacemos todo el pinche tiempo.
Aprovecha ahora que eres inmune.

RoS dijo...

pura buena malicia.


;)

Janus dijo...

Violet: Mmm no, voy a estirar esto al máximo. La última vez que fuí agresivo también fue algo rápido.

Manuel: Ya sé, ahora nada más me falta comer chocolate para complementar. Y déjame en paz con mi segunda pubertad, creo que nunca tuve la primera.

Miss Dandelion: Disfrutar es algo difícil cuando una voz en tu cabeza empieza a decirte cosas amargas. Afortunadamente, como dices, en este momento soy inmune. A ver cuánto dura.

Ros: Pura buena malicia... espero.

Nena dijo...

Qué emoción!
Ele y Juan Pa
http://sailing-nena.blogspot.com/