martes, 18 de enero de 2011

Políticas de la empresa 2011 - #1 y #2

Este año me he impuesto dos políticas, hasta el momento, para regir mi comportamiento buscando maximizar el disfrute o en el peor de los casos minimizar depresiones. A continuación describo las políticas y su actual avance.

Política de la empresa #1: This is Sparta! o Gateando se aprende a caminar

Motivados por la falta de mujeres en nuestras vidas, y creo que en parte inspirados en mi último encuentro sexual con una mujer poco agraciada mientras me encontraba en estado de ebriedad, mis amigos y yo decidimos que 2011 sería el año para bajar nuestros estándares y conseguir mujeres más accesibles.

Por mi parte reporto un avance mínimo. El poco trabajo descrito en los posts anteriores se ha visto retrasado por algo fuera de mis manos: la susodicha renunció el viernes. Por tal motivo, si pretendo algo con esa mujer ahora tengo que buscarla por fuera y en fin de semana... ¿Ven por qué me revienta hacer planes? Al final todo se mueve en mi contra, con lo perseverante que soy...

Empezaré a alcoholizarme más seguido a ver si así pesco algo.

Política de la empresa #2: No pensar o La ignorancia es la base de la felicidad

Si son asiduos lectores de este su blog depresivo de confianza conocen perfectamente que mi más grande vicio y que a la vez es mi más grande defecto es sobreanalizar todo. La practicidad que este hecho ha tenido en mi vida es técnicamente nula puesto que cuestionarme todo y querer conocer las causas y posibles efectos que tendrá o tuvo una decisión en mi vida sólo me ha llevado a acumular problemas mentales y a casi perder, o perder, distintas experiencias.

Con esta política de la empresa me propongo evitar prolongar mis pensamientos y tomar decisiones basado en la información estrictamente necesaria cuando se trate de un evento que requiera análisis. Para esos momentos de ocio o traslado, como viajar en metro o caminar rumbo a casa, donde acostumbraba ir pensando en un tema para divagar y llegar a un punto que me hiciera sentir mal, esta política indica que debe sustituirse todo ese filosofar inútil por una actividad sencilla como cantar la canción más pegajosa que recuerde. Ejemplo de las canciones autorizadas son Celos, Pokerface, Tropecé de nuevo y con la misma piedra, etc.

Está política presenta un mayor avance aunque no va como quisiera, aun tengo esos pequeños arranques de meditación que terminan molestándome aunque ya cuento en mi haber con decisiones tomadas bajo este nuevo sistema donde al parecer hice lo correcto para la situación.

Este es el primer reporte de avance en el cumplimiento de las políticas para este 2011. Estaré actualizando según vaya pasando el tiempo y se vaya comprobando la utilidad o deficiencia de las mismas o se agreguen más al catálogo.

2 comentarios:

NTQVCA dijo...

Jo jo! esta muy bueno tu post, me parecen buenas las reglas, justo cuando yo decido porceder por lo contrario, ya esperaré las buenas nuevas, o aunque sea las gatas nuevas.

M. dijo...

Yeah, estos sí son propósitos y no esas niñerías como bajar de peso.

Saludos.

P.D. Sí, vamos a gatear.