martes, 4 de enero de 2011

Ese sí fuí yo

No pensar es una tarea más difícil de lo que uno quisiera. Ojalá todo fuera como seguir una serie de instrucciones sin recapacitar en ellas. Pero no, así no funciono. Mi amigo de la oficina me recomendó ponerme el saco y desarremangarme para ir a comer con C. (la asistente de R.H. del post anterior). Me negué rotundamente, odio los sacos y detesto traer las mangas de la camisa abajo después de las 12 si hace calor. Dijo que era para darle la impresión de haberme arreglado para ella (lo cual sería mentira puesto que mi saco está eternamente colgado en mi respaldo, es sólo para que el jefe crea que lo uso pero nunca lo saco de la oficina). Me negué todavía más alegando que eso sería mentirle y que prefería hacerle saber que "lo que ve es lo que hay". Según él, ese es mi gran error: no mentirle a las mujeres.

Salió tarde para ir a comer, me tuvo esperando alrededor de 10 mins por lo que tuve que hacerle plática al vigilante, afortundamente el sujeto me cae bien. Nos dirijimos al sitio que me recomendaron para comer lassagna, estaba cerrado por periodo vacacional así que terminamos en una fonda equis cual oficinistas que somos.

La plática fluyó lenta, pero fluyó que es lo importante. Me empecé a sacar de onda cuando empezamos a hablar de antiguos empleos. Mientras yo sólo puedo hablar de uno, ella saco como cinco. Recordé que alguna vez me dijo que tomaba clases los sábados, creí que ese sería un buen tema para salvar el barco. Terminé hundiéndolo más, resulta que estudia masajoterapia o como sea que se le diga al estudio de los masajes. Mi mente de inmediato voló, afortunadamente pude contener mis comentarios guarros sobre los masajes con final feliz, eso hubiera sido el acabose.

Decidimos caminar y buscar donde comprar un postre. Estoy tan oxidado en esas reglas, a mi juicio tontas, de cortesia del cortejo que no fue hasta medio camino cuando noté que ella iba caminando del lado de la calle en lugar de ir pegada a la pared (¿notan lo idiota de esto?) hice evidente mi error buscando parecer arrepentido pero no pude evitar, o no quise evitar, mostrar mi desaprobación a esos convencionalismos. Ella alego en favor de éstos pero termino por decir, buscando darme por mi lado supongo, "pero esté bien que seas así, si así eres tú". Segundo error según mi amigo.

A las 4 en punto la dejé en la puerta de la oficina y me dirigí a mi lugar con el sentimiento que me ataca siempre que tengo un acercamiento interesado con alguna mujer: sentí que había hecho algo mal. Mi amigo dice que es normal, que la primera vez que pasas mucho tiempo con alguien siempre es incómodo pero con el paso de las salidas uno termina acoplándose. Era lo primero que decía y que tenía sentido para mi. También opina que C. se arregló un poco más que todos los días, a mi no me lo pareció aunque soy pésimo para identificar esos detalles.

Puede que sea mi autoprejuicio pero cada vez me siento más torpe para estas interacciones humanas. Afortunadamente no quiero reproducirme porque de seguir así jamás lo conseguiría. De todas formas sigo pensando que sólo pierdo mi tiempo intentando ser algo que no soy ni quiero ser con una mujer que me lleva diez años y con la que seguramente no tendré mucho que hablar en futuras ocasiones. En pocas palabras: bien hecho, Janus. Lo hiciste otra vez.

5 comentarios:

NTQVCA dijo...

¿Te lleva diez años????

Ash chale! toda mi emoción y preguntas ya valierón gorro con lo ultimo que leí. Lo malo que veo aqui es que ella trabaja contigo, ya con eso creo que vale gorro todo, si a tí no te importa que ella te lleve esa edad pues mejor te doy mi telefono, chale!
Bueno no.

Janus dijo...

Si, al parecer me lleva mínimo 10 años (si mi fuente es confiable). No trabaja directamente conmigo, de hecho no tenemos nada que ver. Aun así coincido en que siempre es un problema enredarse con alguien del mismo trabajo que tu. La propuesta de proporcionarme tu teléfono me sonrojó... aunque después te hayas retractado. Ya que una mujer tan interesante considere darme su teléfono aunque sea por un momento es un gran halago, jaja.
Saludos, NTQVCA. Te mantengo informada.

Linterna Verde dijo...

Asaltatumbas! Por cierto esa de que camine del lado de la banqueta no me la sabía y me parece una mamada. Ahora que la se tampoco la haré.

D dijo...

hahahahahaahha alguna vez haz leido LOS PRECIOSOS RIDICULOS de Agustin Monsreal??

Ahi él da una táctica infalibre sobre como lograr un "ayuntamiento carnal" ahahaah INFALIBLE y avalada por mi que soy mujer...... Neta consiguielo te dice exactamente que es lo que tienes que decir y hasta predice la reacción de ella la cual coincide con el 90% de las muejres te lo aseguro, bueno y si no cuando menos pasaras un buen rato mientras lo lees!!! Monsreal es un sátiro de lo peor..!!

Miranda dijo...

"Puede que sea mi autoprejuicio pero cada vez me siento más torpe para estas interacciones humanas. Afortunadamente no quiero reproducirme porque de seguir así jamás lo conseguiría."

lo has clavado!!!! ...podría ser yo...

me gusta que lo hagas otra vez Janus

:):):)