martes, 24 de mayo de 2011

Tiempo pasado XII: Burbuja

Viví en una burbuja hasta terminada la secundaria. Debo decir que fue un gran logro mantenerla por tanto tiempo, todos vivimos parte de nuestra infancia en una pero normalmente se revienta al alcanzar la pubertad más o menos.

En mi bella burbuja mi vida carecía de problemas que amenazaran mi paz, mis más grandes problemas eran mantener mi buen promedio (toda esa época fuí alumno de 9 para arriba) y soportar las eventuales peleas de mis padres (nunca he soportado verlos pelear). El resto eran cosas que no me interesaban; mi mundo era un lugar tranquilo que no iba más lejos de mi colonia, la escuela me quedaba a 5 minutos caminando y no tenía nada a que salir de mi zona conocida. Hermoso tiempo aquel...

Podría decir que yo era un sujeto normal en ese entonces: buenas calificaciones, buenos amigos, capaz de encajar con los desmadrosos de la clase o con los ñoños, desgraciadamente para mi causa nunca he sido mujeriego y en ese entonces ni me interesaba, sin muestras de posibles rasgos depresivos y esas mamadas que ahora me gustan tanto.

Mi burbuja se rompió al cambiarme a una preparatoria que implicaba recorrer 32km para llegar a ella (sí, los medí), pasé de hacer 5 minutos caminando a más de una hora en el transporte escolar. El cambio más fuerte fue ser 1 de los 2 que se habían ido a esa prepa, tendría que hacer nuevos amigos cuando pude haberme quedado en donde estaba y seguir como pez en el agua.

Pasé de ser un alumno de 9 para arriba a uno que apenas podía pasar matemáticas con el mínimo (volé trigonometría y cálculo integral). Me volví de esos que celebraban un 7 cuando antes me daban pena. Fue en ese entonces cuando mi personalidad depresiva decidió hacer su entrada, no sé bien qué la hizo despertar pero tengo claro que fue ese periodo donde los pensamientos suicidas llegaron para quedarse. El resto es la historia básica que se repite en casi todos los adolescentes.

Me gusta pensar que pude extender la vida de mi burbuja y ser un sujeto normal si no me hubiera cambiado de escuela. Pude seguir teniendo buenas calificaciones hasta la prepa, durmiendo bien y sin esforzarme, igual y hasta hubiera tenido una novia de años en lugar de mi incapacidad de establecer relaciones emocionales. Pero quién quiere ser normal cuando se puede ser una clase rara de inadaptado que sólo se interesa en personas igual de inadaptadas.


(Uy, fue más de un año sin postear un Tiempo pasado...)

6 comentarios:

Manuel dijo...

Culpa a tus circunstancias, así es más fácil cabrón.

Miss Dandelion dijo...

Tú cada vez me caes mejor.

Mhh, yo nunca he pensado en el momento en el que se rompió mi burbuja, de hecho siento que siempre he vivido así, sin una burbuja.

Seguro la burbuja existió y se rompió por ahí de los 3 años, por eso no recuerdo nada. En fin.

Lo que si recuerdo es que me pasó igual que a ti, de ser una ñoña asquerosa pasé a ser del promedio y reprobé las mismas que tú -plus- doctrinas filosóficas e inglés nadamás porque era una cínica recién estrenada y no me daba la gana entrar a las clases ( Con los excelentes maestros que tenía no podía ser de otra forma, aprendí más por mi cuenta.)

Llegaron los extras, los pasé y me llevé bajo el brazo todas esas horas que me ahorré al no entrar a clases y que usé en cosas mejores como ir al cine ó leer las tonterías que en ese tiempo me importaban.

¡Ah! Buenos recuerdos...

RoS dijo...

¡LOS CONTASTE! ¡CHAS!
Sí que eres raro, hahaha.
Pero eso es lo rico, qué sería del mundo sin los inadaptados?
Somos especies raras, algo así como ángeles malvados. Alguien tiene que hacer el trabajo sucio, cof, cof...

Janus dijo...

Manuel: Yo sólo describo una posible teoría. También puede que lo mío sea un defecto de fábrica.

Miss Dandelion: Estúpidas burbujas que se rompen tan pronto. En mi caso reprobé por idiota jeje.

Ros: A veces me da por contar tiempos como el tiempo que me falta para algo o el tiempo que pasé trabajando en algún lugar. Estoy de acuerdo en que alguien tiene que hacer el trabajo sucio pero ¿por qué nosotros?

la mis dijo...

todos nos sentimos algo inadaptados e inexpertos en campos que nos son desconocidos, hacerlo y hablar de ello se me hace tan normal que no creería en tu depresión existencial; sin embargo, creo que eres un algo valiente al explicarte así nomas y dejarnos ver que allá afuera habemos muchos "raros"...

Saludos.

VioletVeela dijo...

Creo que las burbujas no son tan seguras...que tal si se tardaba más tiempo en reventar y lo asimilabas peor.