sábado, 14 de mayo de 2011

Saliendo del anonimato

Buscando descubrir si la gente de internet existe o no, decidí aceptar la invitación de Manuel y asistir a su casa para compartir el vino. Eso de conocer físicamente a alguien a quien sólo conoces por este medio es algo bastante raro, la gente nunca es como te la imaginas (a pesar de que previamente hayas visto una foto de ellos) y tú nunca eres como ellos te imaginaron.

Después de perderme idiotamente llegué a casa de Manuel , el lugar estaba lleno y a nadie le preocupó que llegara un desconocido más. En cambio yo sí estaba preocupado porque era el único que en verdad no conocía a nadie, por un momento rogué por encontrar un rostro conocido que me sirviera de salvavidas social pero no fue así. Decidí que la mejor jugada era buscar a Manuel y presentarme, eso o abrirme a la chingada y esperar a que Violet saliera del trabajo para ir a la otra fiesta que estaba en la agenda de ese día.

Me acerqué al sujeto que me abrió la puerta y comencé un pequeño dialogo:

Janus: Oye, ¿dónde anda Manuel?
Sujeto de la puerta: ¿Manuel? ¿-Inserte aquí el apodo local-?
Janus: Este... sí, él. -Finge conocer el apodo-
Sujeto de la puerta: Debe estar por allá -señala un pasillo-

Caminé al pasillo y justo me encontré con quien presumiblemente era Manuel, quien traía una escoba en la mano y parecía estar más preocupado por barrer lo que tenía que barrer que en preguntarse quién era el sujeto que le estaba entregando un six de cervezas forzadamente. Como era de esperarse me mandó al refrigerador a guardarlas y siguió su camino. Ya en la cocina evalué el plan de acción. ¿Cómo carajos le dices a un sujeto al que sólo conoces virtualmente que eres esa persona a la que sólo conoce virtualmente? me pregunté. "Hola, ¿qué pedo? Soy Janus, mucho gusto" me respondí. No era tan mala idea considerando que si se trataba de la persona correcta entendería de inmediato y en caso de equivocarme no había problema, nadie me conocía y Janus Hernández no es un nombre tan irreal en estos días.

Afortunadamente no tuve que esperar mucho para poner a prueba mi plan, Manuel apareció, escoba en mano, en la cocina casí inmediatamente. Fue algo extraño acorralarlo, supongo que se sacó de pedo cuando le pregunté si él era quien era y si tenía un blog, como las respuestas fueron afirmativas entonces procedí "Hola, ¿qué pedo? Soy Janus, mucho gusto".

Tras unas horas de beber aguas locas para evitar ponerme mal de mi síndrome del extranjero, llegó el momento de dirigirme con Violet a la siguiente actividad de la agenda. Pensé que sería buena idea llevarme al anfitrión en busca de aventura. No tuve que esforzarme mucho, aceptó de inmediato al saber que iríamos con Violet. Por razones que sólo ella conoce, decidió que regresar a casa de Manuel era la mejor opción, asumo que no vió demasiado alcoholizados como para presentarnos con sus finas amistades.

Y fue así como esos 3 dañados que sólo interactuaban por medio de sus blogs conocieron a sus alteregos con los que interactuan con el mundo real. Conocer a otro bloggero en la vida real es como una cita a ciegas sólo que sin la parte de la cita. Esta es la segunda vez que hago algo así y supongo que pasará otro año antes de que decida volverlo a hacer, eso de salir del anonimato no se debe hacer tan seguido por la propia salud mental.


PD. Por haber dormido casi todo el día casi olvido conmemorar que hace 4 años que casi muero. Casi estoy seguro de que haber sabido el posible desenlace no lo hubiera dejado en casi.

12 comentarios:

Miss Dandelion dijo...

¡Conoces a Daniela! Y yo que siempre creí que Dani no le hacía a eso de la blogger date! Jaja!

La neta está jocoso conocer gente así, claro, a algunos nos pasa el equivalente a un oscuro episodio de redes sociales en la Rosa de Guadalupe y hasta ahí llegamos. Yo me retiré hace 5 años de tal deporte extremo.

Leerte me hace recordar que acá adentro, aún hay gente que enfermamente vale la pena.

Janus dijo...

Sí, conocí a Daniela cuando todavía no tenía en planes reproducirse.
Tienes razón al llamarle deporte extremo, nunca sabes con qué clase de enfermo te vas a encontrar. Afortunadamente he tenido la suerte de encontrarme con enfermos amigables.
No he visto ese episodio que mencionas pero conociendo los tintes dramáticos de ese programa ya me imagino como estuvo tu experiencia. Si algún día decides regresar a eso de las citas bloggeras, avísame. Tienes un año para pensarlo, ja.

Cabrón Insensible dijo...

Por un lado me pareció un poco gay tu post de cómo sentiste mariposas en el estómago por conocer a otro bloguero jaja, pero por otro lado lo entiendo un poco, no se me hace buena idea ir a una fiesta en donde sólo conoces, a medias, a una persona, mejor ir por unas chelas con dos o tres personas y ya

Janus dijo...

Cabrón: Cuando releí lo que escribí también percibí el tono gay que mencionas pero no te pongas celoso, también sentiría mariposas si te conociera a ti. Definitivamente no es la mejor idea ir a un lugar donde no conoces a nadie pero a falta de otras emociones...

Manuel dijo...

Es raro conocer personas sí. Mal pedo que me quedara dormido, disculpen.

Manuel dijo...

@Janus Esto no es salir del anonimato. Salir del anonimato sería, por ejemplo, si M3 encontrara el blog.

Saludos.

Janus dijo...

No te preocupes por haberte quedado dormido, fue demasiada emoción para un día. Conocernos a Violet y a tu servidor no es fácil.
Y si es en parte salir del anonímato, ahora sabes mi nombre de pila y conoces mi rostro, cosas que antes no. Lo de M3 no sería salir del anonimato, sería una tragedia para mi bonita relación pseudoplatónica.

la mis dijo...

es toda una aventura extremista eso de verse a las caras, pero al menos a mí, conocer a ciertas bloggeras ha sido toda una experiencia!
eso de sumarse amigos es divertido.

saludos.

VioletVeela dijo...

Ahora hay que armar una fiesta de puros bloggers, no pasa de que sea una experiencia, como dice Miss Dadelion de "rosa de guadalupe".

M! tengo tus tenis! Hay que organizar la revancha para que te los devuelva.

Manuel dijo...

@VioletVeela Fiesta, sí! La revancha, pues hay distintas posibilidades, esta semana se va el chileno y habrá su despedida, la siguiente semana igual es la de fin de semestre y la que sigue a esa la despedida de otra amiga. Elije tú.

Manuel dijo...

@VaioletVeela Y eso del facebook...agréguenme, yo también quiero chismear sus perfiles

Saludos.

NTQVCA dijo...

Te entiendo perfecto, se siente bien feo sobre todo cuando ya se hicieron una imagen de tí bastante aljeda de la realidad, pero he conocido a varias personas a sí y hasta mi próxima roomy es una amiga que conocí en el blog hace tres años, al final no esta tan mal, y yo si he ido a una fiesta así sin conocer a nadie, si me dio frio pero al final encontré hasta a quien darle unos besos.