miércoles, 16 de febrero de 2011

Efecto placebo

Hoy inicié un tratamiento alternativo buscando un remedio para mis recientes ataques de stress, depresión y hartazgo (sí, todos juntos). Estas pastillas que estoy tomando supuestamente sirven para ayudar la oxigenación del cerebro eliminando el stress mientras mejora la memoria y la concentración.

La caja dice que debes consumir 3 pastillas 3 veces al día, la chica de la tienda dice que 1 en cada toma es suficiente. Yo he decidido que tomaré una al llegar a la oficina y una regresando de comer. Apenas llevo una toma y, aunque es pronto para ver resultados por lo menos hoy el efecto placebo me ayudó a terminar mejor mi día.

Espero siga dando resultados.

5 comentarios:

RoS dijo...

Este post me recordó los productos milagro que anuncian en la tele ya muy noche, auch.
Me late ♥placebo♥ aunque creo no hablamos del mismo, ju.

;)

NTQVCA dijo...

Alguna vez me tomé una pastillita así hasta que el doctor me confesó que no era más que un placebo.

Janus dijo...

Ros: Pues espero que este producto si haga un milagro, lo necesito.

NTQVCA: ¿Y si te estaba funcionando hasta antes de saber que era falso?

M. dijo...

Bueno señor Janus ¿cuando nos va a decir quién es ella? ¿O se lo guardará por si la susodicha llega a pasearse por acá?

Por favor.

Janus dijo...

M.: Pronto les diré quién es. He hablado poco de ella en este su blog depresivo de confianza pero te adelanto que cumple con un requisito que parece obligado en toda mujer de la que me enamoro: su nombre también empieza con M. Ahora que lo recuerdo, ya hasta número le había asignado pero ya son demasiadas M. así que después le asignaré otro nombre clave.