domingo, 27 de febrero de 2011

Delatores

Mi malestar general contra lo que soy y hago es tan notorio últimamente que mi "nueva" vecina de cubículo (cambiaron a la señora con la que me llevaba y aunque Mauricio sigue estando al otro lado ya me "prohibieron" hablar tanto con él... no, no trabajo en un kinder) casi a diario cuando me ve llegar me pregunta si ya estoy un poco mejor.

Por desgracia cuento con un rostro que delata mi estado de ánimo constantemente, he tenido que aprender a manejar mis gestos para no hacer una mueca que demuestre lo que pienso de la gente o mi opinión sobre alguna cosa que me digan. Desafortunadamente nunca he podido controlar mi mirada, es ella la que me traiciona y delata mi estado o condición temporal. Ya sea que esté borracho, deprimido o nervioso, todo lo podrán encontrar ahí si son lo suficientemente observadores.

Cuando la gente me pregunta por mi estado de ánimo sin que yo les haya dicho algo al respecto me preocupa, es síntoma de que he llegado al punto de no poder manejarlo aunque eso es algo que ya sabía. Como siempre, tengo ganas de hacer una estupidez pero esta vez tengo muy clara cual es: quiero dejar mi empleo. Puede que pronto tenga argumentos sólidos para dejarlo pero de momento sería una irresponsabilidad de mi parte. A veces quisiera no pensar tanto en las consecuencias y dejarme llevar, como si pensar tanto alguna vez me hubiera servido de algo.

11 comentarios:

M. dijo...

Ya dinos. ¿quién es la que te quita el sueño?

i am a violet dijo...

No nos quiere deeeeeciiir---< y debes aprender a esconder tu cara...

NTQVCA dijo...

Como que los dos comentarios de arriba me dejan entrever que no entendieron el post.


¿Y si vas al doctor otra vez?

Janus dijo...

M. y Violet, pronto haré un post sobre ella para calmar sus ansias.

NTQVCA: No les hagas caso, así de desconsiderados son.
He pensado en volver al psicólogo o probar con el psiquiatra pero no he querido por dos razones: no quiero gastar dinero y no quiero sentirme tan perdedor de nuevo.

M. dijo...

@NTQVCA No es que seamos desconsiderados, simplemente tenemos prioridades y la de ahora es saber de la señorita.

@Janus El psiquiatra no es buena idea, el psicólogo solo si es una mujer guapa o un tipo que no sea un cretino con infulas de superación personal.

Te digo, lo que necesitas es ejercicio. ¿Has pensado en boxear?

RoS dijo...

yo soy bien contrariesilla, sé fingir re' bien.


:S

Janus dijo...

M.: ¿Por qué el psiquiatra no es buena idea pero el psicólogo si? ¿En qué momento el que te receten drogas pasó a ser malo?
Soy demasiado nena para el boxeo, tengo la firme creencia de que el dolor físico es la peor tortura del mundo. Por eso soy masoquista emocional.

Ros: deberías darme unas clases.

D dijo...

es que somos responsables hasta de esa jeta, de esos gestos delatores... somos responsables de todo lo que le tiramos al mundo... Y pues.. asi de inestable como andas, no es un buen momnto para que tomes una decision asi no? Pero bueno mucha suerte con lo que sea que decidas

D dijo...

La verdad mira, yo he ido a psicologos y psiquiatras. Ninguno me ha ayudado. El pedo con las pastillas es que uno se hace dependiente de, y con el psicólogo la verdad me harté de ir a pagarle a una vieja para que me diga lo que yo ya sabía. A mi lo único, que masomenos me ha comenzado a funcionar, es mi grupo, pero bueno, pruebale a ver que es lo que mejor te funciona

M. dijo...

@janus Es mala idea porque seguro te recetará cosas que no son divertidas. A menos que te lleves bien con él (o ella) te va a dar cosas de escaso valor psicoactivo, porque te dirá que no estás loco.

El psicólogo, que no terapeuta, puede llegar a ser alguien divertido y creo que es necesario que cada uno de nosotros se sincere con otro ser humano.

Sin dolor físico no llegará a ningún lado señor janus, en serio.

taio dijo...

muy bonito