viernes, 2 de abril de 2010

Rockola

En la oficina me han hecho notar que me la paso cantando. Es algo que hago sin darme cuenta la mayor parte de las veces. No me considero un melómano pero cantar es algo que me tranquiliza, creo, y casi siempre traigo una tonada en la cabeza.

Recuerdo que en mi anterior trabajo, donde podía hacer muchas cosas que en mi actual empleo ya no se me permiten, cantaba a todo pulmón acompañado del reproductor de windows mientras desempeñaba mis labores. A muchos les causaba gracia, otros imitaron mi actividad y cantaban conmigo de vez en cuando. Ahora tengo prohibido escuchar música si no es con audífonos razón por la cual ya casi no lo hago. Eso no impide que cante alguna de las canciones que mi memoria tiene registradas en la sección varios de mi cerebro.

Hoy descubrí como es que me sé canciones que dicen cosas como "Amor, amor, amor (turururuuu)" o "Uo mamá, qué es lo que ha pasado...": todo es culpa de los vagoneros del metro y sus discos que contienen desde la canción pop de moda hasta las charangas más viejas que se les puedan ocurrir. Es por eso que mi catálogo se amplía día a día y rara vez repito una canción.

Ya no canto a todo lo que mi poco afinada voz da pero lo sigo haciendo para el deleite de mis vecinos de cubículo. Espero no me apliquen lo que le hicieron a uno de mis antecesores a quien lo grabaron cantando un éxito de Juanga para después subirlo a youtube.

5 comentarios:

Shikamaru dijo...

que gay esta tu catalogo, necesitas mas rock en tu vida, he dicho

PHERRO dijo...

Cantar es chido y que los demás volteen a verte con sus pinches caras de estresados amargados no tiene precio, para los demás ¡¡¡HUEVOS!!! porque es cuaresma.
Luego nos leemos.

Violet Veela dijo...

Cantar en los periódicos es mal visto. Es como obviar el hecho de que el mundo es una mierda. Recomiendo ir contra el sistema.

Jana dijo...

Los que se suben al metro con su mega sonido vendiendo cd son "la novedad" marketin a todo lo que da ja
Y tú siguele cantando, los que enojan son por amargados!
saludos!

Dani Sonrisas Màgicas dijo...

Bueno es mejor cantar que andar de cubiculo en cubiculo contando tus penas...
Sólo cuando tienes tantito tiempo...
Ahhh pero tampoco hago eso...
uhhh