lunes, 14 de noviembre de 2011

Envidia de las anoréxicas

Desde que salí del periódico noté que empecé a bajar de peso, hecho que atribuí a haber dejado de consumir una bolsa de frituras, una de cacahuates japoneses y medio litro de Boing de Mango al medio día casi a diario. Con esa bonita dieta, más el apoyo de la siempre a la mano comida de fonda y de los "jueves de tianguis", llegué a subir aproximadamente 5 kilos del peso con el que entré a trabajar a ese lugar. Si a esa mejora en mi dieta le suman que durante este periodo de emprendedurismo regresé a correr mis 10 km reglamentarios tenemos como resultadosque mi ropa actualmente me quede grande, muy grande (ja).

A esto le llamo "el desayuno de los campeones"

Hasta el día de hoy tenía la idea de que había vuelto a mi peso original por lo que no pensé que fuera un problema el hecho de que mis pantalones fueran incapaces de sostenerse en su lugar sin ayuda de un cinturón, pero hace unas horas esta idea cambió al enterarme de que en realidad mi peso actual es de 65 kilogramos. Si lo vemos por el lado positivo puedo decir que soy la envidia de toda niña anoréxica que busca bajar peso de forma rápida. 10 kilos en 7 meses y medio debe ser el sueño de todas esas adolescentes que desean verse como modelos cadavéricas además de que me veré divino en mi traje de baño ahora que vaya a vacionar a algún lugar con playa.

La parte mala de la historia es que de seguir así en un año habré prácticamente desaparecido. Afortunadamente con esto del nuevo empleo pronto mi economía me permitirá remediar el problema de los pantalones que se caen aunque lo que me debería preocupar ahorita es revisar cuánta de mi ropa oficinista me queda bien para este regreso a la vida godinezca. De momento voy a ver qué encuentro en la cocina que contenga la suficiente grasa saturada y me devuelva un poco de esa carnita que alguna vez llegué a tener.

7 comentarios:

Nena dijo...

Yo apenas acabo de "descub4ir" los sabrosos que son los fritos y fritangas.
Lo bueno es que no subo un pelo.
¡Me da cosita pensar en lo que debes pensar de tener que dejar tus vacaciones indefinidas!
Ánimo Janus

Ele y Juan Pa
http://sailing-nena.blogspot.com/

Danny dijo...

Serás un Gutierritos 2.0 en toda regla.


¿Ya te felicité por tu nuevo empleo?

Dandelion dijo...

Jajajaja! Quieres subir rápido de peso? Si te gustan las galletas te recomiendo atragantarte de galletas great value con chispas de chocolate, satisfacción garantizada, nunca había visto resultados tan efectivos en la subidera de peso hasta que vi como alguien subio kilos con ellas. No quiero saber de que están hechas.

RoS dijo...

Cotorrísimo.

Bravo por el post.
Y por tu trabajo, otro aplausito.

SpIcE dijo...

adoro el boing de mango...
a mi me toco en la primaria el boing cuando salió en triangulitos...
lástima que estoy a dieta chingadamadre...si no corría por uno.

Besos!

Israel dijo...

y todavia preguntas ... ¿ comer bien que es eso ?... jajajajaja!

Janus dijo...

Nena: Has desperdiciado años de sabrosa comida. Apúrale para que te pongas al corriente. Ya ni me digas que nomás me acuerdo y lloro de dejar mis vacaciones.

Dany: Nel, me gusta más pensar que seré un Dilbert. No recuerdo que me hayas felicitado pero tomaré esto como una felicitación.

Dandelion: Mmm mejor no enterarse. Saber de qué es o cómo fue preparada tu comida nunca es agradable.

Ros: Gracias.

Spice: También conocí el Boing de triangulito, es el único que explota cuando lo inflas y luego lo pisas fuerte. Anda, corre a tomarte uno, mañana sales a correr para bajar las calorias y ya.

Israel: Comer bien es para lo débiles, ese es el desayuno de los campeones.