jueves, 18 de febrero de 2010

Ironías de la vida

Como es cagada la vida, cuando requieres algo ni las moscas se te paran pero no estés tranquilo porque te quiere mover el tapete.

Viajaba apretado en el metro cuando me hablaron de una empresa trasnacional que se dedica tanto a la venta de electrodomésticos como a los servicios financieros, que porque habían visto mi curriculum en OCC el cual subí unos meses antes de encontrar mi actual empleo, y dije "a huevo, debe ser de la parte de servicios financieros". Entonces el sujeto me dice "sobre tu trabajo en ventas de máquinas de anestesia..." a lo que volví a pensar "carajo, no es lo que quería". Necesitan vendedor de máquinas de anestesia, lo cual me interesa de la misma manera en que me interesa ser maestro de física de una preparatoria de gobierno, evidentemente los mandé al carajo PERO les dije que le podía contactar a varias personas: mi prima-exjefa y otro cuate (si a alguien más le interesa hagánmelo saber). Ni pedo, a hacer labor social, hoy por ti mañana por mi.

Me sigue causando gracia que justo un día después de que me avisan que ya está mi planta llegue alguien a ofrecerme trabajo, hasta de buenas me puse... che vida...

4 comentarios:

NTQVCA dijo...

Paso.

PHERRO dijo...

"La vida es una cagada de la que todos nos salpicamos".

Mi buen valedor Janus, la neta si, pero nadamás la vida tiene el poder de hacernos sentir bien a pesar de que uno se le resista.

Mafalda dijo...

todo pasa por una razón y todo pasa en su justo momento.. el pinche problema es que suele no ser ni nuestra razón ni nuestro tiempo el que lo diriga =S

besos!

Agnes Milk dijo...

siempre pasa así, pero son como dices cosas que nos ponen de buenas... malo sería que no te llamaran para nada

saludos