sábado, 30 de mayo de 2009

Catarsis

Quiero empezar compartiendo con ustedes la culminación del proyecto más largo que me haya propuesto. La siguiente imagen es el gráfico de mi plan de estudios de licenciatura, el cual estaba pegado en la pared frente al escritorio y semestre con semestre recibía la visita el plumón rojo para cancelar aquellas materias que habían sido superadas. Ahora que esta completamente tachado es un orgullo para mi presentarlo.

¿A poco no es hermoso?

Ahora, pasemos a lo importante. El jueves fue la entrega de títulos, evento donde debo decir que experimenté la felicidad de recibir algo que creiste no llegaría para que horas después ser víctima de un crimen que nadie debería vivir: tuve que devolver el citado diploma para que la SEP lo certifique... completamente inhumano.

Después llegó la hora de comer y celebrar con la familia. Todo pintaba para una típica comida familiar donde los cuatro comeríamos, platicaríamos superficialidades y regresaríamos a casa sin nada trascendente que comentar. Error.

Es complicado dar muchos detalles de lo que sucedió esa tarde, no porque lo discutido en esa mesa sea secreto de estado sino porque de la borrachera que me puse no recuerdo gran parte de las cosas (como todo lo sucedido después de las ocho). El punto es que no sólo yo terminé ahogado, hasta mi madre estaba bastante alcoholizada. De habernos parado el alcoholimetro de regreso a casa los cuatro hubieramos terminado la velada en los separos.

Los temas platicados en esa comida fueron varios, desde las felcitaciones porque al final logré titularme pasando por reclamos atrapados estos últimos cinco años y que el alcohol dejó fluir para terminar con los planes que tenemos y que esperamos esta vez lograr concretar ya sea como familia o como socios.

No olvidaré ese jueves 28 de mayo de 2009, día en el que experimenté la mezcla de emociones más grande que haya vivido. Me quedo con la felicidad que aún corre por mis venas y con la tranquilidad de saber que ahora tengo un obstáculo menos para hacer lo que sea que quiera de mi vida, ahora debo trabajar en descubrir que es lo que quiero.
__________________________________________________________________

Celebración

Lo prometido es deuda. Aquí está la convocatoria para celebrar lo que sea que quieran celebrar. A petición de Violet el lugar de encuentro serán las famosisisisimas yardas de Av. Universidad, en el sur de la ciudad de México. La convocatoria está abierta para todo aquel habitante de la distinguidísima Ciudad de México, área metropolitana o interior de la república así como para los lectores no residentes de este país. De entrada la fecha queda para el sábado 6 de junio a las 7 p.m. Para todos aquellos interesados en ir y que cuentan con boletos para asistir al concierto de Metallica les pido una disculpa pero si dejo pasar más tiempo jamás se hará algo. Los demás no tienen pretexto para perderse la experiencia de ser lanzado de un lugar por culpa de Violet.

6 comentarios:

Violet Veela dijo...

Yeah, pero no nos correran (me he reformado) ¿o sí?

Lamia dijo...

UUUUUUUUU
me gustariair - q mal =[

*Y sip q te den el diploma y zaz te lo quiten es inhumano

Un Hombre mirando al SudOeste dijo...

Y las 7 materias de abajo????
y, las manchas en las esquinas, tsk!

Yo termine mi plan de estudios hace 6 años, y aun no me titulo, es q la memoria es una soberana lata... y ya q empezaste a trabajar, como q nah q nah... pero este año si, vamos todavía...
Emmm no tengo boletos para Metallica, pero el 6 voy a seguir estando en Chile asi q espero q disfrutes de la celebración q siempre se merece

Cabrón Insensible dijo...

Pos muchas felicidades wey!

Yo voy a ir a Metallica :D

Zully Ellyane dijo...

Muchas felicidades!!!

una meta más cumplida!! debes de sentirte orgulloso de ti mismo y disfrutar al mil este momento... Un abrazo!

Jane dijo...

Felicidades!! .. un pendiente menos jeje

saluditos!