jueves, 5 de marzo de 2009

Ahí vamos de nuevo

Justo hoy, día en que creo crucé esa delgada línea de la amistad con F. y pendejamente permití que me contará esos detalles de su vida que sólo se le cuentan a quien te agrada amistosamente y doblependejamente le correspondí con algunos míos, justo hoy todo comienza a juntarse para complicar las cosas que parecían haberse calmado.

Creía que las cosas me estaban saliendo bien, a pesar de que mi presupuesto para los próximos meses no estaba cuadrando del todo no tenía problemas u obligaciones que cubrir con urgencia. Además el monto descuadrado era fácilmente cubrible administrando bien las entradas futuras. Pero no... las cosas pintaban demasiado bien para ser verdad.

Justo hoy caí en cuenta de que los pagos pactados me dejarán sin margen de maniobra pero no importaba, un apretón de cinturón y sobreviviría el mes pero mi coche me tendría preparada una sorpresa encendiendo su indicador de sistema eléctrico. Al no saber que significaba su súbita aparición le pedí al copiloto del momento, mi hermano, lo buscara en el manual. Transcribo textualmente lo encontrado: "Si la luz permanece encendida, o se enciende mientras conduce, hay una falla en este sistema. BUSQUE ASISTENCIA INMEDIATAMENTE" y cual conjuro el vehículo comenzó a perder energía y a apagarse de repente hasta no avanzar un metro más. Ahora requiero reparar el auto, de nuevo, y no quiero imaginarme en cuanto saldrá el chistesito.

Tengo la impresión de ya haber vivido esto. Conozco esa sensación donde crees que todos son eventos independientes pero al final resulta que todo estaba jungando en tu contra. Volvemos a la mala racha estando tan cerca de librarme por fín de mi problema principal: la escuela. Por alguna razón siento la necesidad de romper la recomendación de mi psicóloga y regresar a beber a sólas... "cuando la cosa se pone dura, los que somos duros bebemos." En fin, no me queda más que entrarle a lo que venga y tratar de salir lo menos dañado de esto...

...y no Violet y compañía, no es el karma, es sólo el destino haciendo acto de presencia.

6 comentarios:

-®- pIpO -®- dijo...

Si, con el auto uno nunca sabe, eso no es karma, a beber solo?? mmm no lo habia pensado, pero ayer la aplique asi y no resulto tan malo, el problema es que en el apreton de cinturon, también va incluido el alcohol, aunque para el alcohol siempre hay un guardado o alguien que lo invita ¬¬

hat suck dijo...

igual solo es la bateria !

Ek dijo...

Naa, eso no es karma. Si fuera tan rapida varias personas que conozco estuvieran siendo comidos vivos por gusanos, jeje.

diaunk dijo...

Deberías poner el simbolito q te apareció en el carro para q todos lo conozcamos :P
ánimo, com ote dije anoche, lo bueno fue q llegaste :P
malo q tendrás q volver a usar el metro para transportarte, pero ps, ni modo :(

Violet Veela dijo...

Karmaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

mmm...

Bueno no, no sé qué decir, la vida adulta es díficil. Nadie te prepara para estas cosas, por ejemplo: tienes una entrevista de trabajo en un empleo que no sabes si siquiera querías, pero igual allá vas y no te lo dan. Bua bua. Nadie nos dice que el auto que soñábamos para dejar el pesero cuesta un ojo de la cara, que la gasolina es indispensable y que el tráfico es peor que los vendedores ambulantes.
F....pues, tal vez no era el momento, ¿o era el kaaaarma?

Janus dijo...

Pipo: Pues ya no se, pendejo cinturón por más que lo aprieto no termino de abarcar los gastos.

Hat Suck: Bienvenido de vuelta. Se rumora es el alternador... no se que carajos es eso.

Ek: Pues existe el karma instantaneo... dicen.

Dianuk: Ya busqué el símbolo y no aparece. Pues si, llegué pero a ver que pasa en el futuro cercano. El metro no es problema, el punto está en cómo voy a llegar al pueblucho donde hago servicio social los miércoles...

Violet: ¡No es karma! Totalmente de acuerdo, la vida adulta es un asco. No es ni remotamente como la imaginé. No metas a F. con tu karma, aún creo que puedo remediarlo.