lunes, 2 de febrero de 2009

¡Chuperbowl!

Ayer se celebró el ya tradicional Chuperbowl, festividad donde mi grupo de amigos se reune a comer, embriagarse y ver el evento deportivo más importante del año, el Superbowl. La fiesta del Chuperbowl es una de las más importantes, si no es que la más imporntate, del año ya que una mala fiesta puede inclinar el balance anual de manera negativa.

Este año me parece que esta festividad alcanzó un nuevo nivel, es el segundo año que lo hacemos fuera de casa de alguien dándole preferencia al Papa Bills por su buenisima promoción de 2x1 en botellas cuando haya una intercepción por lo que nuestra apuesta es a que durante el partido algún QB nos haga el favor de multiplicar el alcohol.

De los asistentes únicamente dos apoyaban al equipo que terminaría quedándose con el juego, todos los demás apoyabamos a los Cardenales y como muestra de ello se cantó El himno Cardenal de la victoria y en cada jugada importante se realizó El vuelo del Cardenal que fue tan popular que hasta un señor en la mesa de junto se unió al rito.

Como era de esperarse la velada terminaría en una bacanal, fue demasiado alcohol para una noche además de que se pidió mi kriptonita personal: tequila. Tengo una gran laguna mental a partir del último vuelo cardenal justo antes de que anotaran los acereros, después sólo recuerdo haber vomitado y ahí terminó la noche para mi; seguramente hice más desfiguros, se rumora que volví a vomitar en la mesa, pero qué importa si yo ni me acuerdo. Desperté completamente vestido a las 5:30 am de hoy, mareado y sediento. No se como llegué a casa, supongo mi hermano manejó.

El Chuperbowl fue un éxito a pesar de la derrota de "mi" equipo. Ahora a esperar otro año para la siguiente que espero sea otro hitazo, mientras crudeo lo que queda del día no laboral.





ACTUALIZACIÓN (dos horas después de haber posteado)

Resulta que el Chuperbowl tuvo más acción de la pensada. Uno de mis amigos multiplicó su sueldo a través de las apuestas, estuvo a punto de ser madreado gracias a su mala costumbre de aventarse sobre la gente cuando está ebrio, de regreso a su casa casi se sale del coche porque abrió la puerta para "ir a ver pelos". Yo por mi parte resulta que si vomité en la mesa usando una salsera como recipiente, lloré la desgracia de los Cardenales con un mesero, mordí al más pequeño de mis amigos no se por qué y por primera vez mi cartera aún trae dinero, cosa que nunca pasa cuando me empedo.

7 comentarios:

Relax dijo...

Felicidades, nada salió tan mal como pudo haber salido. Tal vez sea buen augurio para el año.

Yo por mi parte solo fume yerba y comí queso.

Jane dijo...

jaja que buena jarra!!

saluditos!

Cabrón Insensible dijo...

Puta por mucho el mejor superbowl que he vivido, yo le iba a los steelers, megapeda en casa de un cuate puso un proyector en el patio, chelas y carnes asadas a morir nonono otro pedo, me emocioné como nunca además, nunca he sido fanático del americano pero los acereros son mi equipo

-®- pIpO -®- dijo...

Chazzz que envidia jsjs... chuperbowl un buen augurio, solo hay algo raro en el alcohol del papa bill's que aun no me convence, siempre he terminado muy pedo y con ese tipo de teletransportaciones de las cuales hasta el otro día algun sobrio o menos pedo te recuerda, pero insisto, el alcohol del papa bill's empeda mas ¬¬ ... el vuelo del cardenal jsjsjs, de imaginarlo me cago de risa...

Eunicienta dijo...

y no invitaste, culero.

Violet Veela dijo...

La buena vida caray: yo paso mis días acostada en mi cama, viendo películas y rogando porque salga de esta enfermedad que no me deja ser corrida de más bares.

Janus dijo...

Relax: Supongo que es un buen inicio de año, ya iré posteando como se pone.

Jane: Buenisima diría yo.

Cabrón: Si hubieras estado en el Chuperbowl te habría tocado estar del lado de los que recibieron el vuelo cardenal y un par de pellizcos en los pezones al final del partido.

Pipo: Jaja el alcohol de papa bill's empeda mas jaja. Dejame usar eso como pretexto y te digo que respuestas obtengo. Este año no hay videos del Chuperbowl por lo que el vuelo cardenal se quedará únicamente en anécdota.

Eunicienta: Lo siento, es la primera vez que el chuperbowl tiene un número de asistentes superior a un dígito. Debido al éxito que tuvo el del próximo año tendrá una convocatoria mayor.

Violet: Si lo deseas podemos llevar un minichuperbowl a tu cama... aunque probablemente termine en algo distinto pero uno nunca sabe.