viernes, 31 de octubre de 2014

El japo y la pulga se van a casar...

Desde enero de este año que su servidor no se para por acá para escribir, lo que les debe dar un indicio de que lo que estoy por escribir es algo que ha logrado destapar la botella donde había guardado la necesidad de compartir mi vida y pensamientos en este lugar.

Hola, qué tal. Soy Janus y esto es el Vacío.

Deben imaginar que el tema que voy a compartir es uno de los ya muy manoseados temas que podrán encontrar en este lugar. Esto es algo más grande que yo y necesito dejarlo ir porque si no me va a orillar a hacer algo que no debo hacer.

Todo inicia alrededor de 5 años, con L. quedándose con mi en ese entonces jefe de forma definitiva colocándome como el pendejo enculado de la historia. ¿Lo recuerdan? Espero que sí y en caso de que no pueden leerse los posts de noviembre 2009 para atrás para recordar un poco. Se preguntarán si en pleno 2014 sigo teniendo atravesado un tema que en teoría concluyó en 2009, la respuesta es SI, SI LO TENGO. ¿Olvidaron que soy un clavado?

Bueno, vamos al grano. Resulta que L. y mi ahora exjefe se casan el día de mañana. ¿Cómo lo sé? Poeque ella me lo dijo. ¿Cómo es que hablé con ella? Porque por alguna razón tengo su cel y mi whatsapp lo tomó como contacto y le escribí. ¿Por qué me dijo que se casaba? No lo sé pero le dije que me invitara a lo que respondió que si le enviaba un regalo de boda me daba dos boletos.

Haré una pausa aquí ya que antes de esa propuesta yo ya había hecho mi tarea e investigado en la mesa de bodas de Liverpool si existía una boda con el nombre de L. No es que no le creyera, solo necesitaba algo más tangible que su palabra (ja). Contra todo pronóstico, encontré la citada mesa y pensé "¿debería enviarles un regalo y desearles lo mejor en su vida matiral?", ya saben, por las risas. La idea anduvo rondando mi cabeza y cuando llegó la propuesta de regalo a cambio de 2 boletos tuve más ganas de hacerlo.

Como me conozco y sé que regularmente no tomo la mejores decisiones decidí compartir la idea con alguien de confianza: Violet. Hace tiempo que ella ha dejado fluir su personalidad y tal vez estaría de acuerdo con mi idea. Tristemente no fue así y me recomendó no abrir una tumba que supuestamente ya estaba cerrada, sobretodo ahora que soy un hombre casado. "¿Casado?", se estarán preguntando ahora. Sí, desde el pasado mes de septiembre soy un hombre casado. ¿Por qué no se los compartí? Creo que fue porque eso es algo que hice estando lo más alejado de Janus, esa parte disfuncional de mi que ahora les escribe. En fin, volviendo al tema, decidí hacerle caso a Violet y enterrar la idea junto con todo lo que estuve a punto de destapar.

La idea de que mi exjefe se case con L. me divierte y me hubiera gustado poder estar ahí cuando el padre esté a punto de hacer oficial la celebración para gritar "¡Yo me opongo!" ataviado en un traje color rojo, lo que según las tradiciones indica que tuve algo que ver con uno de los contrayentes. Chaquetas mentales como esa han ido y regresado pero ha predominado la madurez y la cordura que ahora me caracterizan y finalmente decidí que solo escribiría al respecto para dejar constancia de cuánto he cambiado... pero en el fondo sigo teniendo los mismos pendejos traumas.

5 comentarios:

Desconocida dijo...

jajaja no manches quien no te a tenido ese sueño guajiro de ir impedir la boda de su free, amor de oficina o amiguito con derechos, pero en los sueños no pasa lo que seguiría después, como todo el mundo se te echaría encima empezando por nuestro amor en turno ???

El Rainman dijo...

Vaya vaya, sí hay regreso de la ultra tumba. Y además casado, muy bien. Felicidades. Y sobre el tema, tu amiga Violeta tiene razón, para qué traer demonios antiguos de nuevo a la vida.

Manuel dijo...

Felicidades, I guess.

Dime que ahor a vives en un condominio de la Escandón y que vas al mercado todos los domingos, por favor. Quiero pensar que todos podemos aspirar a la vida pequeño burguesa, aunque estemos dañaditos.

Janus dijo...

Desconocida: fue una idea recurrente hasta el día que se materializó la boda pero, a diferencia de lo que dices, yo sí pensé en qué hubiera pasado si se me ocurre aparecerme en esa boda y concluí que no valía la pena perder mi actual estabilidad por un rato de diversión futil.

Rainman:Ultratumba es un lugar muy apacible, no sé por qué no vine antes. Tal vez porque era joven e idiota y ahora ya solo soy idiota. Al final eso hice, dejé los fantasmas del pasado donde están.

Manuel: No es en la Escandón, es en la Portales pero por la dinámica es casi la misma. Tu ya sabías algo de mi actual estatus, ¿no?

Kath Mind dijo...

Baia baia... No sabes lo mucho que me han ayudado/hecho reír/me he sentido identificada, tus entradas.
Espero escribas pronto